Opinión

Y ¿las tarifas de autobús?

Actualizado el 09 de febrero de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Y ¿las tarifas de autobús?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ante la importante caída de los precios de los combustibles, la gente se pregunta cuándo bajarán las tarifas de autobús. Este no es un tema trivial, pues los usuarios de este servicio pagan diariamente dos millones de pasajes, con tarifas que van desde ¢80 hasta ¢8.000, según su destino, siendo el transporte, en sus diversas modalidades, el segundo gasto de consumo más importante para los hogares costarricenses (Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos 2013, INEC).

Por eso, es fundamental que se conozca cómo se calculan las tarifas de autobús y se discutan los cambios que se requieren.

Combustible. Dos veces al año, cuando se revisan más de 3.500 tarifas de autobús, se utiliza el precio promedio diario del diésel vigente en el semestre anterior. Es decir, en el ajuste de las tarifas que corresponde hacer en este primer semestre del 2015, se utilizará el promedio de los precios del diésel desde el 1/7/2014 al 31/12/2014, lo cual corresponde a ¢652 por litro. No es posible utilizar el precio vigente hoy, de ¢522 por litro, por cuanto eso sería violentar las reglas vigentes y generaría, sin duda alguna, procesos judiciales al cambiar de forma arbitraria la metodología de cálculo que fue aprobada y publicada en La Gaceta 214, Alcance 174, del 6 de noviembre de 2012 (Resolución RJD-120-2012).

De continuar o mantenerse la baja en los precios del combustible, los usuarios percibirán el efecto en los pasajes de autobús en el segundo semestre de 2015, dependiendo de los cambios que tengan otros costos del servicio, como salarios, insumos o gastos administrativos.

Salarios. Al cancelar un pasaje de autobús, los usuarios reconocen al prestatario del servicio los salarios mínimos que fija el Ministerio de Trabajo cada seis meses para los choferes, mecánicos y chequeadores. Es decir, la Aresep toma los aumentos que decreta el gobierno y los incluye en las tarifas. Este es el principal rubro de costo en la prestación del servicio.

Autobuses. Alrededor de 5.000 autobuses están autorizados por el Consejo de Transporte Público (CTP) para prestar este servicio. En la tarifa ordinaria se reconoce el costo de esos autobuses, la depreciación, la rentabilidad del capital que invierte el empresario y el mantenimiento.

Desde principios del 2014, el costo de los autobuses que utiliza la Aresep corresponde al valor de mercado que oficialmente define el Ministerio de Hacienda, como única institución competente para eso, utilizando datos oficiales en el cálculo de la tarifa. Si ese dato es bueno para calcular impuestos, cobrar el marchamo y calcular seguros, también es bueno para fijar la tarifa.

En la tarifa se incluye la depreciación de los autobuses. Hay que decir que con la fórmula de cálculo vigente, que proviene del MOPT desde 1996, los usuarios pagan el 100% de un autobús nuevo en siete años (en cuatro años pagan el 80%). Sin embargo, los autobuses se utilizan en el servicio por 15 años, y luego se pueden usar en servicios especiales (transporte de estudiantes, trabajadores o turismo) por cinco años adicionales, hasta un máximo de 20 años.

Adicionalmente, los usuarios pagan en la tarifa un 10% anual del valor de un autobús nuevo, para su mantenimiento, es decir, en 15 años habrán pagado por este concepto el equivalente a 1,5 autobuses.

Cantidad de pasajeros. Este es un dato vital para el cálculo de la tarifa. A mayor cantidad de pasajeros, menor tarifa, y viceversa. Según la metodología vigente, se usan dos fuentes de información: el CTP o lo que indica el prestador del servicio. Cuando no hay información del CTP, solo se dispone de la información que entrega el prestador.

Para mejorar la calidad de este dato, desde el 2012 la Aresep está haciendo lo siguiente: a) estudios de campo con el apoyo del Programa de Desarrollo Urbano Sostenible (ProDus) de la UCR, y b) implementación de un sistema de pago electrónico con el apoyo del Banco Central y del sistema financiero para utilizar las tarjetas bancarias que ya tiene el 50% de la población en sus bolsillos. No obstante, para la Aresep lo importante es que sea un sistema único, con un costo razonable para el usuario y, sobretodo, que genere información confiable y automatizada sobre la cantidad de pasajeros que se transporta en cada ruta.

Propuestas de cambio. Hay que discutir con todos los actores las fortalezas y debilidades de la metodología vigente, así como los cambios requeridos para que las tarifas reflejen la realidad del servicio y se ajusten al principio de servicio al costo que indica la ley.

Con el objetivo de obtener insumos útiles para que la Aresep tome las decisiones técnicas apropiadas y emita, por primera vez en la historia, la forma de cálculo de las tarifas de autobús, se ha organizado un ciclo de foros para discutir de forma abierta y transparente los componentes que se incluyen en estas tarifas. La agenda, así como otros documentos relacionados, se encuentran disponibles en el sitio web www.aresep.go.cr/85-novedades/1515-discusiones-regulatorias. Está en manos de todos los actores interesados aprovechar esta oportunidad. Para más información, también está disponible el correo electrónico: itransporte@aresep.go.cr

  • Comparta este artículo
Opinión

Y ¿las tarifas de autobús?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota