Opinión

Una solución razonable a la falta de especialistas

Actualizado el 13 de julio de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Una solución razonable a la falta de especialistas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La falta de médicos especialistas es un problema en casi todos los hospitales rurales del país, debido a que unos se acogen a la pensión y otros renuncian a sus plazas para ir a hospitales del Valle Central o en busca de mejores opciones en centros médicos privados.

Una solución a dicho problema consistiría en que las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social, junto con el Cendeiss, permitieran que cada centro hospitalario rural defina sus necesidades de especialistas, tomando en cuenta experiencia, sentido de pertenencia a la zona, arraigo e interés demostrado en las diferentes especialidades.

Acuerdo previo. Además, sería aconsejable que se firmé un acuerdo previo, con su respectivo marco legal, para que dicho profesional se comprometa a trabajar, por un periodo no menor de diez años, para el centro que lo envía a formarse. Lo anterior no sería un sacrificio, ya que se trataría de profesionales vinculados con la zona , ya sea porque nacieron en ella o porque viven permanentemente ahí.

De todos es sabido que evitar la fuga de especialistas, de la zona rural al Valle Central, se ha convertido en una verdadera piedra en el zapato para las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social.

Pues bien: esta es una propuesta que vendría a solucionar dicho problema y, además, añadiría el sentido de pertenencia al lugar, ese que hace que, con gusto, demos más cada día.

Me atrevo a asegurar que en cada hospital rural de este país y en las áreas de salud hay médicos generales muy bien preparados, con experiencia y ganas, que han desarrollado un gran cariño por las áreas geográficas donde trabajan, y que no tendrían ningún problema en formarse para los respectivos hospitales y regresar a ellos para trabajar como especialistas por el resto de su vida profesional.

  • Comparta este artículo
Opinión

Una solución razonable a la falta de especialistas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota