Opinión

El ‘sistema’ y sus sinrazones

Actualizado el 05 de octubre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

El ‘sistema’ y sus sinrazones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Sábado en la tarde en Santa Ana. La circulación de vehículos es escasa. Se produce una pequeña colisión. Los dos vehículos se detienen a la espera de la autoridad, pero el paso no queda obstruido, por dicha.

Pronto llega el pick up del Tránsito; se estaciona, desciende el oficial y comienza a hacer su trabajo. Observo, sin embargo, que deja el motor encendido.

Hago mi diligencia y regreso 20 minutos más tarde. El oficial, todavía ocupado, y el motor, todavía en marcha.

Le pido por favor que lo apague. Son fondos públicos los que se consumen, además de la contaminación que cada vehículo en marcha genera.

“No puedo apagarlo”, me dice. “Son las órdenes que tengo. Si apago el motor se desconecta el radio y quedo incomunicado; además, se apaga la luz del techo”, advierte con autoridad y convencimiento (eran las dos de la tarde).

Un sencillo cálculo de las autoridades del Ministerio de Obras Públicas les permitirá determinar el ahorro de dinero que producirá “ajustar el sistema” y la disminución de la contaminación que ello generará.

¿Cuándo lo hacen, don Sebastián, apreciado amigo?

  • Comparta este artículo
Opinión

El ‘sistema’ y sus sinrazones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota