4 junio

Las acciones simbólicas representan creencias y conceptos de impacto en la vida real. Recientemente, la política internacional nos ha dado dos ejemplos.

Al saludar a Emmanuel Macron, Donald Trump no logró moverlo de su asiento. El presidente francés declaró: “Mi apretón de manos con él no era inocente (…) hay que mostrar que no se hacen pequeñas concesiones, incluso simbólicas”. Francia no es débil, como no lo es su mandatario.

En la cumbre de la OTAN, Gauthier Destenay, esposo del primer ministro de Luxemburgo, posó en las fotos de cónyuges presidenciales con la naturalidad debida. En el más alto nivel político se construye un mundo inclusivo, respetuoso de todos los tipos de familia.

Está en agenda de la sesión de Corte Plena de hoy la elección de la persona que se desempeñará en la vicepresidencia del órgano colegiado. Elegir a una mujer permitiría evidenciar un compromiso con la igualdad de oportunidades por parte de quienes tienen en sus manos la justicia; sería un refuerzo positivo sobre el reconocimiento de la capacidad de las mujeres para ejercer los más altos puestos de la función y gestión públicas. En definitiva, un acto simbólico en la forja real de espacios de igualdad.

La autora es odontóloga y salubrista pública.