26 febrero, 2016

En relación con la nota publicada el 23 de febrero bajo el título “Embarazada con zika: ‘Nadie me ha confirmado el resultado de mis exámenes’”, el Ministerio de Salud reafirma las acciones que ha venido realizando alrededor del primer caso autóctono de zika en el país.

A la paciente se le ha brindado el adecuado control prenatal desde el inicio de su embarazo, según lo hace constar el Ebáis de Cangrejal de Sámara, donde ha tenido, hasta el momento, siete consultas de seguimiento y, debido a la clasificación de su embarazo como de alto riesgo, fue referida al segundo nivel de atención, el Hospital de la Anexión, en Nicoya, donde por ello también ha sido atendida en cinco ocasiones. La sexta cita está programada para el 3 de marzo.

Según confirma el director del Hospital de la Anexión, Dr. Abner Angulo, a la paciente se le han brindado más controles que lo establecido en la norma de atención integral del embarazo de alto riesgo.

Además, cuando llegó la boleta del reporte obligatorio de enfermedades con el diagnóstico presuntivo de zika al Área Rectora de Salud, inmediatamente, la misma directora del Área, Dra. Zinnia Cordero, se desplazó a Sámara para orientar, educar y acompañar a la paciente y a su familia en su domicilio, donde aclaró todas las dudas que tenían.

Asimismo se efectuó una inspección y eliminación de criaderos en la barriada de la afectada. Como una acción complementaria, la Dra. Cordero brindó transporte en su vehículo personal a la paciente, al Hospital de la Anexión, donde se le tomó la primera muestra de sangre, dado que la mujer no contaba con recursos económicos para pagar el pasaje. También se le dio dinero para el bus de regreso a su casa.

Según indica la Dra. Cordero, en el recorrido de 40 kilómetros de Sámara a Nicoya ella conversó con la paciente, le brindó apoyo, la tranquilizó y aclaró todas las dudas, pues la paciente estaba nerviosa.

El viernes 19 de febrero la paciente fue visitada por el Dr. Rodrigo Marín, encargado del Programa Nacional de Control de Vectores del Ministerio de Salud, quien informó a la paciente que ella era “altamente” sospechosa de padecer zika, y ese mismo día un especialista en radiología del Hospital de la Anexión le hizo un ultrasonido. El mismo Dr. Marín llevó a la paciente al hospital.

Además, se visitó la casa, se fumigó y se les brindó educación a su familia y a los vecinos sobre cómo eliminar los criaderos nuevamente. El Dr. Marín le indicó que debe seguir un control estricto de su embarazo en el Hospital de La Anexión.

El Ministerio de Salud, desde el primer día cuando fue notificado el caso como sospechoso, activó el protocolo de búsqueda de pacientes febriles con investigación epidemiológica, educación a la población y acciones de control vectorial. Fueron fumigadas 3.000 viviendas y 913 fueron visitadas en Sámara.

El ministro de Salud, Dr. Fernando Llorca Castro, habló con la Dra. González, médica responsable del Ebáis de Cangrejal de Sámara, horas antes del anuncio oficial por parte de este ministerio, y le confirmó que el caso era positivo y le indicó que acompañara y orientara adecuadamente a la paciente.

El Inciensa notificó, además, a la Dra. Xiomara Badilla, responsable de vigilancia epidemiológica de la CCSS, el mismo lunes sobre los casos.

Del mismo modo la Caja Costarricense de Seguro Social nos reporta que a la señora se le explicó verbalmente en una de las visitas en su domicilio.

José Villalobos González

Encargado de prensa del Ministerio de Salud