1 febrero, 2016

En relación con el artículo intitulado “Aspirantes a alcaldías adeudan ¢806 millones al Seguro Social”, aclaro que en consultas varias de periodistas de La Nación y en documentos de respaldado enviados por correo, hice constar que desde hace 10 años dejé de ser presidente de la empresa Fundo Barón Elegante y no tengo relación con esta compañía, la cual es la verdadera deudora ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La consulta del medio, efectuada el pasado miércoles 25, fue respondida de inmediato por mí y, de seguido, por correo, fueron enviados los documentos probatorios de que desde hace 10 años no tengo relación alguna con esta empresa, ni formo parte de ella como presidente.

Esta información consta en el expediente 10-015203-1012-CJ, presentado el 5 de noviembre del 2013 ante el Segundo Circuito Judicial de San José, donde se indica que desde el 2004 la empresa fue vendida por mí a José Antonio Navarro Rojas, cédula de identidad 3-218-243. Toda esta documentación fue remitida oportunamente y a solicitud de periodistas del medio.

Por otra parte, en declaración jurada de Rodolfo Freer, quien fuera abogado de Navarro Rojas, dueño de la empresa deudora de la Caja, consta la venta de la empresa Fundo Barón Elegante, acción que me permite desvincularme por completo de esta empresa y, por ende, estar libre de toda deuda con la CCSS.

Guido Granados

Candidato a alcalde por el PLN