Opinión

Al rescate del INBio

Actualizado el 17 de mayo de 2013 a las 12:00 am

El problema del INBio requiere una intervención inmediata en el nivel más alto

Opinión

Al rescate del INBio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio) está en quiebra y, por lo que han declarado sus jerarcas, a corto plazo no existe una estrategia de cómo procurar la salvación financiera, ni tampoco los mecanismos para una correcta protección de los recursos de la biodiversidad que se encuentran ahí depositados en colecciones principalmente de artrópodos, plantas, hongos y moluscos.

La situación es complicada y nos coloca en desventaja ante el escenario mundial ya que se trata de un antecedente que desencadenaría una serie de reacciones negativas, podría incluso frenar las intenciones de financiamiento para planes, programas y proyectos relacionados con el manejo y conservación de la biodiversidad en Costa Rica, entiéndase millones de dólares menos.

Desafortunadamente, la situación del INBio trascendió nuestras fronteras; a nivel internacional hay curadores, taxónomos, expertos en biodiversidad, bioseguridad y propiedad intelectual comentando la situación.

Señalar culpables sobre este colapso financiero o discutir sobre lo que hasta ahora no ha funcionado, no soluciona el problema. Seguir la vía del conflicto, como ya algunos ensayan, es una posición injusta. Cualquier análisis o planteamiento de propuestas debe colocar en la balanza al menos los siguientes 10 aspectos sobre el INBio:

1. Es una reconocida marca nacional que nos ha posicionado en un sitial de privilegio como un país comprometido con la conservación y uso de la biodiversidad.

2. A lo largo de 24 años ha convertido la naturaleza en un eje central de la cultura nacional.

3. Ha forjado un sello que nos identifica como una nación líder en la gestión de la diversidad.

4. Literalmente revolucionó la educación en Costa Rica y nos bio-alfabetizó a través de sus programas de comunicación y educación.

5. Su estrategia educativa ha contribuido a la formación de ciudadanos naturalistas que apoyan los esfuerzos de conservación a nivel local, nacional y mundial. Sin distingo de clases sociales, miles de estudiantes de primaria y secundaria, profesionales, familias, empresas e instituciones privadas y estatales se han paseado y capacitado en las instalaciones del INBio-parque.

6. Los inventarios y campañas de monitoreo han peinado varias veces el territorio nacional, generando inestimable información sobre la diversidad de especies y ecosistemas del país.

7. Aunque existen colecciones muy valiosas, el INBio ha desarrollado un catálogo de 3.5 millones de especímenes correctamente identificados por expertos nacionales e internacionales.

PUBLICIDAD

8. Los procesos de toma de decisiones con fines de conservación, protección y uso sostenible de la biodiversidad, se han establecido en estrecha coordinación con el Sistema de Áreas de Conservación (Sinac), socio estratégico de las áreas protegidas del país.

9. Con respecto al marco legal para la conservación y uso sostenible de la biodiversidad, el instituto ha sido clave en la formulación de la Ley de Biodiversidad, de la Estrategia Nacional de Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad, de la Comisión Nacional de Gestión de la Biodiversidad y de apoyo a varios convenios firmados y ratificados por Costa Rica, como el de Diversidad Biológica, Cites y Ramsar.

10. El país recibe millones de dólares gracias a las redes de econegocios y actividades de ecoturismo que el INBio ha promocionado alrededor del país.

¿Existen soluciones? El problema del INBio requiere una intervención inmediata en el nivel más alto posible, incluso el de Casa Presidencial.

El Gobierno central debe involucrarse en la conformación de una comisión interventora que asegure amplia representación de organizaciones públicas y privadas afines al tema de gestión de la biodiversidad.

La agenda de esta comisión debe considerar un plan de acciones para el rescate financiero de esta institución. Este SOS debe desmarcarse de posiciones políticas. Si bien es cierto el INBio es una organización de la sociedad civil, es la institución nacional que cambió para siempre la forma de estudiar, entender y administrar el conocimiento, conservación y uso sostenible de la biodiversidad de Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Opinión

Al rescate del INBio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota