Opinión

La refinería

Actualizado el 27 de junio de 2013 a las 12:00 am

Opinión

La refinería

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En los últimos días se ha hablado mucho del proyecto de RECOPE para construir una refinería con participación de una empresa de Gran Caimán, supuestamente perteneciente al Gobierno de China.

Se ha considerado conveniente, cosa que todos aplaudimos, pedir a instituciones de cuya honorabilidad no hay duda, como las universidades estatales, que hagan estudios para determinar aspectos técnicos del proyecto. Es muy importante saber si la idea es económica y financieramente conveniente, si el impacto ambiental es controlable y si la tecnología que se pretende emplear es adecuada, entre otros aspectos.

Resulta de interés nacional tener una visión clara y objetiva de cada uno de esos puntos pero, en el fondo, nada de lo que se llegue a saber, se aclare o se recomiende es vital.

Si a Costa Rica viene una empresa hotelera y propone construir el mejor y más rentable hotel del mundo y le ofrece el 50% de sus acciones gratuitamente al ICT, pero pide el otorgamiento de un título de propiedad en la zona marítimo terrestre donde se construirá el proyecto y que se declare la playa privada, para uso exclusivo de los huéspedes, el negocio puede ser bellísimo para el ICT, pero no es posible porque la ley no lo permite.

El proyecto de la refinería, por bueno que resulte y por mejor que sea la intención que lo inspira, no es posible. Para lograrlo habría que hacer, de previo, cambios legales y hasta constitucionales.

  • Comparta este artículo
Opinión

La refinería

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota