Opinión

Una publicación tendenciosa

Actualizado el 22 de junio de 2010 a las 12:00 am

La CECOR se ve obligada a denunciar la campaña tendenciosa del periódico La Nación

Opinión

Una publicación tendenciosa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En vista a la publicación hecha por el diario La Nación : “Iglesia católica prestó $ 6 millones a firma de Calixto Chaves”, del 20 de junio del 2010; la Conferencia Episcopal de Costa Rica (CECOR), por respeto a la opinión pública y al Pueblo de Dios, aclara:

1.- En la década de los noventa, autoridades responsables de las finanzas de CECOR, cercanas a don Calixto Chaves, hicieron algunas inversiones en las empresas de este. Tal hecho se dio antes de que en el país se regulara, mediante ley, la figura de intermediación financiera como una actividad sujeta a la autorización administrativa.

2.- Para el año 2003, esas deudas ascendían a una cifra aproximada a $6 millones. Ante el retraso de pagos a la CECOR en el que incurrió el señor Chaves y sus empresas, la CECOR decidió crear un fondo patrimonial propio, separado de las finanzas que se manejan en Servicios Pastorales.

3.- En el año 2004, la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF) auditó las operaciones de Servicios Pastorales y estimó que una pequeña parte de sus actividades podía ser considerada intermediación financiera ilegal. Posteriormente, la SUGEF propuso a la CECOR como alternativas el cese de esa actividad o bien, que esta fuera sometida a supervisión estatal.

Como es de conocimiento público, la CECOR determinó suprimir esa actividad y ordenó excluir a los laicos o terceros vinculados al sistema de Servicios Pastorales; situación que acreditó la SUGEF en el año 2006, reconociendo, en esta fecha, el estatus de legalidad en las operaciones de Servicios Pastorales.

4.- Tristemente, para finales del 2007, la administración de Servicios Pastorales detecta graves irregularidades financieras en sus operaciones, en concreto, se descubren maniobras indebidas con las que se ocultó la permanencia de laicos. A su vez, con estos recursos, y otros sustraídos directamente a Servicios Pastorales, se hicieron créditos a personas no vinculadas a la Iglesia.

5.- La Junta Directiva de la CECOR nunca autorizó ni tuvo conocimiento del ocultamiento de laicos o de las operaciones a ellos vinculadas. De hecho, fue la misma CECOR quien denunció estos hechos ante la SUGEF. Por su parte, este ente constató la veracidad de la denuncia y, dio parte al Ministerio Público, con el fin de determinar la autoría de estos ilícitos.

6.- Evidentemente, la publicación del diario La Nación es tendenciosa y pretende hacer creer al lector que las inversiones a las empresas de Calixto Chaves están vinculadas a un posible delito de intermediación financiera ilegal.

La mala fe de la publicación es aún más obvia, al pretender mezclar los reclamos del señor Leonardo López, por una pretendida deuda contra Calixto Chaves, con el caso de la intermediación financiera ilegal que denunció la CECOR y se investiga en los Tribunales.

En reiteradas ocasiones, el señor López pidió a algunos miembros de la CECOR interceder por él ante el Grupo Sama, administrador del fideicomiso creado para honrar las deudas de las empresas de don Calixto Chaves. Ante esta solicitud, se realizaron algunas gestiones.

La administración de este fideicomiso nos informó de que el cobro era indebido y de imposible pago, por razones de legalidad, mismas que las partes involucradas discuten en sede judicial en el expediente 07-000259-181 CI.

7.- Como hemos reiterado, la CECOR ha depositado su confianza en la investigación que realizan las autoridades judiciales sobre los hechos denunciados y, por respeto a la Magistratura, no ha dado ni dará declaraciones sobre este tema. Sin embargo, muy a su pesar, se ha visto obligada a denunciar una vez más la campaña tendenciosa que hace el periódico La Nación sobre las acciones de la CECOR.

  • Comparta este artículo
Opinión

Una publicación tendenciosa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota