Opinión

Por una política nacional de deporte y recreación

Actualizado el 05 de abril de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Por una política nacional de deporte y recreación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Costa Rica vibra con los resultados de su primera experiencia como organizadora de un evento olímpico, al lograr un éxito rotundo –reconocido por todas las esferas a nivel nacional e internacional– en los pasados Juegos Deportivos Centroamericanos San José 2013.

Con ello, el deporte y la recreación se abren campo en el concierto temático nacional de manera vigorosa, impulsados por un Gobierno que por primera vez invierte de manera decidida en el deporte y por una organización que, liderada por el alcalde de San José, le ha dejado claro al país los múltiples beneficios de la actividad física.

Punto aparte merece el Comité Olímpico Nacional, comandado por Henry Núñez Nájera, quien ha demostrado que el Comité Olímpico Nacional es un pilar importante, sobre todo cuando está integrado por excelentes líderes, quienes demostraron una gran capacidad y ejecutividad para tomar las decisiones que le regalaron a Costa Rica su papel más brillante en los Juegos del Istmo.

Sin embargo, como consecuencia de los Juegos ya se escuchan soluciones, ideas y buenas intenciones, que, si bien es cierto son importantes, no menos cierto es que deben esperar el orden lógico que debe seguir una oportunidad como la que vivimos.

Ya la presidenta se ha comprometido con sostener la inversión para preparar adecuadamente a los atletas que nos representarán en el resto del ciclo olímpico que vivimos, empezando por los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Veracruz, México el próximo año. Eso es vital; sin embargo, es trascendental, si se le quiere dejar un legado sostenible con el paso del tiempo a nuestro país, que nos concentremos en la creación de una política nacional del deporte y la recreación, donde todos los actores aporten su experiencia en el desarrollo de esta estrategia, y donde se involucren claramente temas que andan hoy en día muy desarticulados, como, por ejemplo, la educación física, la iniciación deportiva, los Juegos Deportivos Nacionales o el Ciclo Olímpico, entre otros.

Debemos aprovechar esta ocasión para engranar el sistema, para que de esta integración, todos, Gobierno, comités cantonales de deportes, federaciones, Ministerio de Educación, prensa deportiva –entre otros– sepamos adónde vamos.

PUBLICIDAD

No podemos depender de la voluntad del Gobierno de turno, si queremos seguir propagando la semilla de los múltiples beneficios –sobre todo sociales– que trae el deporte y la recreación; por ello, debemos proponernos metas claras, tangibles, y sobre todo orientadas por profesionales en la materia.

Llegó la hora del cambio, y el primer paso es ordenarnos, porque la oportunidad es brillante para los que trabajamos en este sector.

  • Comparta este artículo
Opinión

Por una política nacional de deporte y recreación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota