Opinión

El papel del Estado ante la problemática de la infertilidad

Actualizado el 01 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

El abordaje de la problemática de la infertilidad debe ser integral

Opinión

El papel del Estado ante la problemática de la infertilidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El problema de la infertilidad constituye un problema de salud pública que afecta al 10% de la población global y que, por lo tanto, merece la atención prioritaria del Estado costarricense, necesidad que se agrava a la luz de las repercusiones que se pronostican para la economía, la sociedad y las finanzas públicas de nuestro país como consecuencia de su baja tasa de fecundidad (número de hijos que nacen por cada mujer en edad fértil), la cual se constituye como la segunda más baja de Latinoamérica.

El consecuente fenómeno de envejecimiento poblacional, el cual condicionará que en el año 2060 el 25% de la población costarricense esté conformada por personas mayores de 65 años obviamente requiere de una amplia profundización en el análisis de sus implicaciones y en la identificación de otras acciones gubernamentales que deben seguirse en diferentes campos.

A diferencia del enfoque que se ha dado a la discusión sobre las acciones que debe tomar el Estado costarricense respecto a la problemática de la infertilidad en sus ciudadanos, la cual se ha centrado en el levantamiento o no de la prohibición legal a la aplicación de una técnica de reproducción asistida en particular, el abordaje de la problemática de la infertilidad debe ser integral y procurar el bienestar del mayor número mediante la aplicación de un enfoque poblacional que contemple, tanto la promoción de la fertilidad como la prevención de la infertilidad, así como el tratamiento de esta última con técnicas efectivas que encuadren en la legislación nacional en lo que respecta a la protección de toda vida humana desde el momento de su concepción, principio cuya violación no ha sido justificada anteriormente para la resolución de ninguna problemática de tipo individual o social, por grave que esta resultara.

Factores de riesgo. En relación con posibles acciones de promoción de la fertilidad, vale mencionar que se ha logrado determinar, entre otros factores, que una edad superior a los 30 años, así como la postergación por más de 3 años en la resolución de un problema de infertilidad son factores pronósticos negativos de peso en la resolución de este problema.

Este conocimiento debería dar paso a una estrategia de comunicación social que informe a la población sobre los momentos biológicos más favorables para la procreación, al tiempo que se impulse legislación y políticas en las áreas académica y laboral que generen condiciones estimulantes para la procreación en dichas etapas de la vida sin que la madre tenga que pagar por ello un precio innecesario en su proyección personal y profesional.

PUBLICIDAD

En relación con la prevención de la infertilidad, tal como se ha consensuado en relación con la problemática del fumado, se deberían desestimular en la población aquellas conductas que favorezcan la incidencia de enfermedades de transmisión sexual, obesidad y consumo de drogas, las cuales pueden redundar en problemas de infertilidad en el largo plazo.

En lo que respecta al tratamiento de los problemas de infertilidad, contrariamente a lo que parece ser una percepción bastante extendida en nuestro país, las técnicas de reproducción asistida en general y la fecundación in vitro en particular no constituyen la única alternativa.

La Tecnología Procreativa Natural (NaProTecnología) ha logrado resultados sorprendentes mediante la restitución de la función procreativa a partir de una evaluación profunda y personalizada de la causa de la infertilidad, es decir, de un diagnóstico preciso de cada paciente, para lo cual se apoya en la participación activa de la pareja en la aplicación del Sistema Creighton de graficación, el cual ha sido estandarizado con base en la experiencia clínica acumulada durante 25 años.

De acuerdo con la literatura científica publicada, la NaProTecnología ha conseguido porcentajes de éxito del 81,8% en la resolución de problemas relacionados con la ausencia de ovulación, del 56,7% en los casos de infertilidad relacionados con endometriosis, del 62,5% en aquellos casos relacionados con el síndrome de ovario poliquístico y del 38,4% en los casos de infertilidad provocados por oclusión de las trompas de Falopio.

Por otro lado, esta tecnología encuadra en el marco jurídico nacional, ha sido practicada exitosamente en países como Estados Unidos, Canadá, Irlanda y, de forma incipiente en varios países de Latinoamérica, alcanzando resultados sorprendentes al lograr el embarazo entre un 26,2% y un 32,6% de mujeres que lo habían intentado infructuosamente mediante fecundación in vitro; esto sin sacrificar ningún embrión humano y con una incidencia significativamente menor de embarazos múltiples y de partos prematuros con sus problemas asociados.

Garantizar el abordaje integral, racional, ético y legal de la infertilidad constituye la forma de garantizar el respeto a los derechos humanos de todos los costarricenses, y el Estado debe contribuir a ello.

  • Comparta este artículo
Opinión

El papel del Estado ante la problemática de la infertilidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota