Opinión

Un país con 328 instituciones públicas

Actualizado el 06 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Un país con 328 instituciones públicas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Un país con 51.000 kilómetros cuadrados, 4,5 millones de habitantes y 328 instituciones públicas es un país casi inmanejable. Y, si se crea la Banca de Desarrollo –aparentemente tan importante–, sería una institución más. De crearse, ojalá que no se convierta en multiplicadora de la tramitomanía, el déficit fiscal, el sindicalismo, y en una isla más.

Demasiadas leyes. La nación entera ya ha tomado conciencia de la intrincada red de leyes, reglamentos e instructivos existentes. Es mejor estudiar este y los demás grandes problemas nacionales y promulgar la legislación absolutamente necesaria. Un país de derecho no es un país lleno de leyes, reglamentos y demás disposiciones. Un conocido llevó un documento a una municipalidad para un sello y le dijeron: “Vuelva dentro de un mes”.

El experto en desarrollo J. L. Lebret habla del binomio posibilidades-necesidades. Si se pusiera en práctica, las necesidades siempre serían mayores y las posibilidades quedarían presas en esa maraña de normas descrita. ¿Cuándo se dará el cambio? No podemos jugar de “progres” creando instituciones para colocar a políticos, exdiputados, amigos o parientes. Primero está el país, el bien común, el bien de todos, tan mencionado como olvidado.

Sería conveniente pedirles a la Procuraduría General de la República y al Departamento de Servicios Técnicos de la Asamblea Legislativa el estudio de aquellas leyes susceptibles de ser abrogadas o derogadas, y que no se nombre una comisión para hacerlo, porque eso es garantía de posposiciones, componendas y exoneraciones.

Administración ágil. Costa Rica demanda una administración ágil, rápida, económica y sin tanto papeleo. También demanda la creación de pequeñas y medianas empresas, inversiones, cobrar impuestos, revisar salarios y pensiones, y pagarles mejor a los ministros. Además, no perdamos de vista el regreso a las fuentes de la justicia social y del bien común.

El nuestro es un país pequeño y pobre, y no puede sostener 328 instituciones públicas, según un dato proveniente del Ministerio de Planificación. Comencemos los cambios cuanto antes. El país debe caminar a otro ritmo, y, como Nicodemo, Costa Rica debe nacer de nuevo. No solo podemos comenzar haciendo las reformas necesarias, sino también combatiendo el conformismo y, desde las escuelas, fomentando el empeño por hacer la vida agradable a los demás. No basta con el desbordamiento emocional del feliz triunfo futbolístico.

Otro derrotero. El derrotero es otro: nos debe golpear el momento histórico de deshumanización envolvente. No podemos seguir igual. Debemos crecer para adentro. Hagamos de nuestra patria una nación más rica, con menos instituciones públicas, y con más empresas y oportunidades de trabajo.

  • Comparta este artículo
Opinión

Un país con 328 instituciones públicas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota