Opinión

Una oportunidad para el tren eléctrico metropolitano

Actualizado el 09 de febrero de 2016 a las 12:00 am

¿Cuál es la necesidad de gastar más recursos en estudios técnicos?

Opinión

Una oportunidad para el tren eléctrico metropolitano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

De acuerdo con información de los medios, el proyecto del tren rápido de pasajeros, plan estrella del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), tiene en jaque a su jerarca, Guillermo Santana, debido a la falta de financiamiento para llevar a cabo los estudios de factibilidad.

¿Cuál es la necesidad de gastar más recursos públicos si entre el 2007 y 2010 el Consejo Nacional de Concesiones (CNC) invirtió, a solicitud del mismo Incofer, ¢1.000 millones en un estudio completo de factibilidad para desarrollar, por medio del modelo de concesión de obra pública, la primera etapa de construcción del tren eléctrico metropolitano entre Heredia, Pavas y Curridabat?

El estudio abarcó los elementos técnicos y operativos de la obra e incluyó un modelo tarifario, estudios de demanda y diseños de las estaciones intermodales además de otros diseños civiles, mecánicos y eléctricos. También cumplió con los requisitos ambientales y obtuvo la viabilidad de la Setena y la aprobación del modelo tarifario por parte de la Aresep.

Han transcurrido 19 meses de gestión del señor Santana sin que haya mayores avances en el proyecto del tren rápido de pasajeros. ¿Por qué mejor no reactivar el proyecto de tren eléctrico metropolitano en vez de gastar más dinero, desde cero, en un plan similar?

Población beneficiada. Con base en los estudios realizados, el tren eléctrico metropolitano le ofrecería un transporte eficiente a una población de 250.000 habitantes, mientras que los actuales ferrocarriles del Incofer les brindan servicio a 5.000.

La abrumadora diferencia en la capacidad se debe a que los trenes del Incofer, de combustible diésel, son de una tecnología obsoleta.

No gastemos más recursos públicos en repetitivos estudios de factibilidad que no se materializarán en obras concretas.

El problema vial es cada día más grave, pero existen mecanismos para mitigarlo. La puesta en marcha de un tren ligero y moderno es la solución. El Gobierno, por medio del Incofer, es titular del ancho de vía que se necesitaría para implementar el tren eléctrico metropolitano, sin necesidad de llevar a cabo expropiaciones.

Optimicemos los recursos que tenemos a la mano: el modelo de concesión de obra pública es el más adecuado. El plan de contar con un tren eléctrico metropolitano avanzó al punto que existe un cartel de licitación listo para publicarse.

Sin lugar a dudas, la puesta en marcha de esta licitación atraería a muchas empresas internacionales con la intención de desarrollar un sistema de transporte público de primer nivel.

Los trenes con que cuenta el Incofer actualmente alivian el problema, pero no dan abasto. Necesitamos un tren ligero, acoplado a los actuales estándares internacionales, impulsado por fuentes de energía que no requieran del uso de combustibles fósiles.

La elaboración del tren eléctrico metropolitano demandó tres años de arduos procedimientos, desde la búsqueda del financiamiento hasta la depuración del cartel licitatorio. ¡Aprovechémoslo! Actualicemos el modelo financiero y busquemos la forma de adjudicarlo formalmente. A partir de esa etapa, la construcción podría tardar menos de dos años.

Ahorro de recursos. Sería muy lamentable que el actual gobierno concluya sin haber contribuido a solucionar el caos vial. Nos encontramos en tiempos de una crisis fiscal, que necesita una notoria disminución en el gasto público. No permitamos que se desperdicien los fondos públicos en nuevos estudios innecesarios.

Si el presidente del Incofer decide retomar el contacto con el CNC para reactivar el proyecto del tren eléctrico metropolitano, tendríamos en poco tiempo un sistema de transporte público eficiente, en beneficio de todos. Invirtamos esfuerzos en proyectos realistas.

El autor es ingeniero.

  • Comparta este artículo
Opinión

Una oportunidad para el tren eléctrico metropolitano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota