Opinión

Una oportunidad real para Limón

Actualizado el 23 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Los limonenses debemos prepararnos para aprovechar grandes oportunidades

Opinión

Una oportunidad real para Limón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una oportunidad real para Limón - 1
ampliar
Una oportunidad real para Limón - 1

Gracias a un esfuerzo inédito por parte del Gobierno central y de algunas de las instituciones públicas que operan en la provincia de Limón, aunado a la respuesta apropiada de muchas empresas privadas, se confirma para Limón una muy buena cantidad de inversiones que desde ya comienza a ejecutarse y que se extenderán por los próximos 5 años.

Nuevos puertos, carreteras, plantas hidroeléctricas, terminales especializadas, zonas francas, nueva refinería de petróleo, etc., conforman ese acervo de nuevas empresas que muy pronto estarán operando en la provincia de Limón. Estas inversiones son motivadas por la posición estratégica que tenemos respecto a los principales mercados y la mayor cercanía respecto a nuestros competidores, la necesidad de reducir los costos internos de transporte y las facilidades arancelarias que otorgan los tratados de libre comercio que el país ha suscrito, así como los nuevos incentivos incluidos en la Ley de Zonas Francas para regiones marginales.

El cambio ya empezó y con celeridad; los limonenses debemos prepararnos para así aprovechar las grandes oportunidades que se presentarán, o, de lo contrario, enfrentamos al riesgo real de quedar fuera del proceso.

Con esa misión nace la asociación Agencia para el Desarrollo de Limón: organización mixta, sin fines de lucro, integrada por el sector académico (Universidad de Costa Rica, Instituto Tecnológico, Instituto Nacional de Aprendizaje y colegios técnicos), el sector privado (grande y pequeña empresa), los profesionales independientes y todas las instituciones públicas involucradas con el desarrollo de Limón.

Se logra así una gestión integradora para promover el desarrollo regional, mediante la articulación, la planeación, la coordinación, la formación y la divulgación positiva entre los diferentes implícitos en ese desarrollo.

Se pretende específicamente lograr la generación de empleo de calidad en forma sostenida y una mejora sustancial en el clima de inversión en la zona. Estas son condi- ciones básicas que debemos crear para garantizar un real desarrollo que sea armónico, sostenible, participativo, ordenado y justo.

Las inversiones por sí solas no garantizan el desarrollo armónico al que aspiran y merecen los limonenses. Por esa razón debemos prepararnos desde ya para el cambio, porque el cambio ya empezó.

PUBLICIDAD

Las empresas y los proyectos reunirán a cientos o miles de profesionales, técnicos o trabajadores especializados que debemos formar a lo largo de todo ese proceso con la participación conjunta de todas las universidades e institutos técnicos. Esta importantísima tarea será prioritaria y ya hemos logrado la integración decidida de todos esos centros académicos para garantizar que ningún limonense o pequeña empresa sea excluido por falta de preparación y capacidad para competir adecuadamente.

Contamos también con un ambicioso programa de atracción de nuevas inversiones a la zona, en los campos industrial, turístico y de servicios. Para ellos debemos promover de previo un cambio sustancial en la infraestructura de servicios básicos (agua potable, energía eléctrica, Internet, carreteras, educación, salud, etc.). La seguridad, la limpieza de la ciudad, el ordenamiento del tránsito y las vías de acceso a la ciudad también son elementos primarios del proceso de desarrollo. Servicios básicos de calidad para abastecer a los grandes proyectos, pero sobre todo para la población que va a estar inmersa en ese gran proceso. Servicios básicos que están a cargo de instituciones estatales, las cuales deben “pellizcarse”; de lo contrario, se convertirán en el gran obstáculo.

Debemos mejorar procedimientos de contratación para hacerlos asequibles a todos los sectores y fiscalizar que la corrupción no se entrometa en los buenos propósitos. Participando de lleno, daremos nuestro aporte positivo y tendremos luego autoridad moral para convertirnos en fiscales del proceso mismo.

Tenemos una oportunidad que debemos aprovechar, y la receta es: preparación adecuada, participación decidida y fiscalización responsable.

La Agencia para el Desarrollo de Limón es una opción integradora que invita a los limonenses a hacerse presentes y a dar aporte. Si usted comulga con estas ideas, contáctenos en la web www.adlimon.org

  • Comparta este artículo
Opinión

Una oportunidad real para Limón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota