Opinión

Lo que nadie ha preguntado

Actualizado el 12 de noviembre de 2009 a las 12:00 am

 En el tema de puentes, ha sido totalmente insuficiente la labor del Lanamme

Opinión

Lo que nadie ha preguntado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Lo que nadie ha preguntado  - 1
ampliar
Lo que nadie ha preguntado - 1

Todos en el país lamentamos la tragedia ocurrida el pasado 22 de octubre en el puente sobre el río Grande de Tárcoles.

Nadie tiene duda de que este suceso es el resultado de muchos años de abandono y despreocupación por parte de las autoridades encargadas del mantenimiento de nuestra red vial, resultado de fondos públicos mal invertidos por el país durante años en la labor del MOPT y Conavi.

Sin embargo, nadie se ha puesto a pensar que el país tiene ocho años de estar financiando otra institución llamada a garantizar la calidad de las inversiones que se hacen en nuestra red vial, pero que, sin embargo, no ha servido de nada, ya que esa institución no ha dado los resultados que esperamos. Me refiero al Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la UCR (Lanamme).

Labor insuficiente. En el tema de puentes, por ejemplo, ha sido totalmente insuficiente la labor del Lanamme y le ha quedado debiendo mucho al país. El Lanamme ha estado recibiendo cerca de ¢2.000 millones al año (1% del impuesto a los combustibles) desde el 2001, cuando se promulgó la Ley N.° 8114, con el propósito de garantizar la calidad de las inversiones que hace MOPT-Conavi en la red vial nacional.

Una de las tareas que le asigna la 8114 al Lanamme consiste en realizar una evaluación cada dos años del estado de la red vial nacional (la cual incluye los puentes). Otra labor que le asigna esta Ley al Lanamme es la obligación de asesorar a los jerarcas del MOPT-Conavi.

Esto significa que en estos ocho años el Lanamme debió generar un informe completo del estado de todos los puentes del país, y establecer una valoración y ranquin según el estado y urgencia de intervención de estos, que sirviera de insumo a la administración para definir prioridades y generar un plan de acción a largo plazo.

Sin embargo, el país no ha recibido ese producto del Lanamme, sino que apenas el año pasado generó un informe parcial de evaluación 12 puentes (que no son necesariamente los más críticos ni los más importantes, y mucho menos los únicos). Con la cantidad de dinero que recibe el Lanamme y con ocho años para realizar un estudio, no es sino un despilfarro de fondos públicos, y hasta co-responsable de la tragedia ocurrida. Mucho más mérito reviste la labor realizada por el CFIA si la comparamos con la del Lanamme en este tema.

¿Qué ha hecho el Lanamme para garantizar efectivamente que el país haga inversiones adecuadas en la red vial del país?

¿Cómo ha colaborado el Lanamme con el MOPT-Conavi para que nuestra red vial nacional mejore?

¿Por qué el Lanamme se ha dedicado únicamente a hacer una labor de fiscalización poco efectiva y no ha generado estudios técnicos que brinden soluciones a los problemas que tiene el país en materia de infraestructura?

¿Ha sido efectivo el millonario financiamiento que el país ha estado haciendo en ocho años del Lanamme? ¿Le compete a una institución académica hacer fiscalización? ¿Acaso no le compete a la Contraloría General de la República esta tarea? ¿Estará el país duplicando esfuerzos y recursos en esta labor (que además en ocho años el Lanamme ha demostrado que su fiscalización no ha sido efectiva)?

¿La labor de fiscalización del Lanamme no estará impidiendo que el Lanamme pueda recomendar soluciones concretas en lugar de estar solo señalando errores? Estas son solo algunas de las interrogantes que nadie se ha preguntado hasta el momento, y creo que ya va siendo hora de responderlas.

  • Comparta este artículo
Opinión

Lo que nadie ha preguntado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota