Opinión

Las municipalidades y el problema de la basura

Actualizado el 26 de junio de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Las municipalidades y el problema de la basura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Respecto al reportaje publicado el pasado 22 de junio por el periódico La Nación , “Desorden impera en planes municipales para basura”, del periodista Diego Bosque G., la Federación Occidental de Municipalidades de Alajuela (Fedoma) manifiesta lo siguiente:

1. No es culpa exclusiva de las municipalidades el desorden que vive el país en materia de manejo de la basura, ya que es un problema acumulado por años que se ha querido solventar con una ley que propone mucho en el papel, pero que no otorga a los gobiernos locales los recursos económicos.

2. No existe, ni de forma ni de fondo, un proyecto país, una política institucionalizada, jerarquizada, ordenada ni eficiente en materia de manejo de residuos sólidos.

3. En Costa Rica no existe cultura ciudadana y empresarial en el manejo de los desechos sólidos, y las empresas, salvo algunas excepciones, carecen de programas serios y sostenibles para manejar la basura que producen. Esta nueva cultura requiere muchos años de educación permanente para cambiar la mentalidad de las nuevas generaciones, y no se logra de la noche a la mañana, como algunos pretenden. En países desarrollados, la educación ambiental tiene como pilar la separación de residuos, de acuerdo a su naturaleza, y el aprovechamiento de estos en producir riqueza a partir de la basura. Bélgica, por ejemplo, sanciona severamente al ciudadano que desacate la normativa de separación de residuos, un ejemplo claro de que la negligencia individual afecta el sano interés común.

4. Esa nula cultura expresada anteriormente se muestra en el hecho de que un cantón quiere mandar a otro cantón la basura que produce. Nadie quiere asumir la responsabilidad de manejar sus propios desechos, y es el momento de preguntarse cuántos rellenos sanitarios cumplen en el país con todas las exigencias legales para su funcionamiento. Muy pocos para la dimensión del problema.

5. La ley actual no plantea un manejo integral de residuos, sino que, más bien, exige a los gobiernos locales tener un plan de reciclaje, el cual es cumplido por la mayoría de las municipalidades. Luego de este proceso de reciclaje, la legislación no es explícita en indicar qué hacer con los residuos.

6. Ni el Ministerio de Salud ni el marco jurídico existente son garantes de un buen manejo de los desechos sólidos, y se recurre a echarles la culpa a las municipalidades, como si el problema del manejo de la basura no fuese una problemática que compete a diversas instituciones. El problema del manejo de los desechos sólidos requiere una respuesta integral: educación, transferencia de competencias y descentralización con recursos económicos a las municipalidades, planificación a medio y largo plazo, y establecimiento de políticas públicas sostenidas.

7. Los gobiernos locales hacemos un enorme esfuerzo, dentro de lo que nos permite la ley y limitados presupuestos, por dar respuestas al manejo de la basura, la no contaminación y programas de reciclaje, sin contar con el dinero suficiente.

La basura la producimos todos, y es un problema nacional que no se puede pretender resolver con remedos legales ni políticas estatales improvisadas.

Fedoma deja clara su posición sobre este tema de interés nacional y, con gusto, atenderé las consultas de la prensa.

  • Comparta este artículo
Opinión

Las municipalidades y el problema de la basura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota