3 septiembre, 2014

Mientras los tráficos municipales no se tomen en serio su labor y falten tráficos del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) en San Pedro de Montes de Desórdenes, en ese aspecto no habrá democracia, sino anarquía: nula la ley, si no es disuasiva, con capacidad de hacerse respetar.

¿Ejemplos y soluciones en amarillo? Todo el borde este de la Universidad de Costa Rica (UCR) luce un precioso cordón de ese color… para que estudiantes, y dizque vigilantes, sigan haciendo de las suyas.

Un taxista me comentó que “después de la amarilla viene la rosada”. Y va esa deslealtad entre estos, al este del Mall San Pedro: teniendo parada asignada, sin asco quitan toda una fila en la vía rodante. Una línea amarilla indica una parada de taxi, ¿verdad? Y dos, ¡qué bonito! En la vía recién asfaltada, de la rotonda de Hispanidad hacia el este, por fin va pintura, “cajas amarillas” incluidas, pero todos se toman la ley a como les convenga, sin importar un precioso bien común: el tiempo… y perdemos todos.

En honor a García Márquez, en vez de líneas, pongamos mariposas amarillas, ¿para que los con infracción sepan que una grúa se llevará su vehículo volando? Los pasos cebra, en vez de indicarse en blanco (como la memoria de muchos automovilistas), ¿se respetarían más de amarillo?

Etiquetado como: