Por: Juan Fernando Lara 3 mayo, 2016

Como es ya habitual en el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), sus altos jerarcas procuran derribar hechos probados con sutilezas lejanas al tema de fondo. Procedo, pues, a responder a las afirmaciones del presidente ejecutivo del ICE publicadas en esta sección hoy. Juzgará el lector el mérito de cada argumento.

1. Indica el funcionario que La Nación afirmó que la entidad había puesto fin al contrato con Hidrotárcoles. Efectivamente, por un error de edición así lo consignamos en una “bajada” o texto destacado que se coloca debajo del título. Sin embargo, en el artículo “Jueza obliga al ICE a seguir con hídrica en Turrubares” se indica con absoluta claridad que la entidad aún no concluye ese proceso.

2. En ningún punto de la nota se afirma que se le ordenó al ICE continuar con el Proyecto Hidroeléctrico Capulín, tal y como afirma el jerarca del ICE.

Se le ordenó al ICE mantener su contrato con la empresa Hidrotárcoles, tendiente a construir esa planta y así lo consigna la información. Textualmente, el fallo del Tribunal Contencioso Administrativo del 19 de abril anterior dice: “Se ordena la continuación normal del contrato”.

3. Este diario nunca ha dicho que ese proyecto haya sido declarado de interés público. El presidente del ICE señala un error inexistente. Sí se publicó (y está así textualmente en la resolución del Tribunal y en la nota) que la jueza Karla Madriz consideró el proyecto de interés público.

4. El fallo afirma que el ICE envió dos oficios al Banco Nacional que tienen como efecto paralizar la obra. La jueza deja provisionalmente sin efecto ambos documentos. Hoy, el presidente del ICE afirma que su entidad no tiene ni la potestad ni la injerencia ni la responsabilidad de detener los desembolsos del Banco a Hidrotárcoles. Entonces, ¿podría explicar a los costarricenses el presidente ejecutivo del ICE por qué y para qué se enviaron dichos oficios al Banco?

5. Es cierto también que la apelación del ICE a la medida tuvo efectos directos en el Banco Nacional respecto a nuevos desembolsos para Hidrotárcoles.

La propia entidad bancaria así lo confirmó por escrito a este periodista cuando se lo consulté. He aquí la respuesta textual: “El Banco Nacional no ha definido si realizará desembolsos, toda vez que el ICE apeló la última resolución judicial”.

6. Lleva razón el ICE en que la obra inicial se valoró en $107 millones. La Nación consignó $167 millones por el reajuste que alega el contratista a que tiene derecho. En este caso, lo correcto hubiese sido $107 millones como reconocemos hoy.

El autor es periodista de La Nación.