29 octubre, 2014

El Dr. Pablo Guzmán, rector de la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed), al inaugurar el III Foro Nacional sobre la Nueva Medicina del Siglo XXI, señaló con claridad la firme convicción que tiene la Universidad de contribuir con la sociedad costarricense mediante la organización de mesas de análisis y discusiones de temas de gran interés nacional, y recordó que la Ucimed es una fundación sin fines de lucro.

De arte a ciencia. En la introducción al Foro, hice una breve presentación de la evolución de las ciencias médicas en los últimos 40 años, cuando mutó de arte a ciencia y generó una nueva medicina que se está abriendo paso con el poderoso apoyo de la genómica y la revolución digital, con lo cual el ejercicio de la medicina se convierte de manual y colectiva en otra digital e individual. Insistí mucho en que, si no queremos seguir retrocediendo, debemos correr.

Por otra parte, el Dr. Elías Jiménez abordó el tema de las ciencias médicas del futuro, subrayando el componente genético de las enfermedades, el valor de las células madre y la medicina regenerativa. La nueva medicina será personalizada y Hood propone que la llamemos 4P: personalizada, predictiva, preventiva y participativa.

Varios retos. Esta medicina personalizada presenta muchas oportunidades y también retos, entre los cuales tenemos:

1. Mayores costos por envejecimiento de la población y nuevas tecnologías.

2. Reducir las listas de espera y, al mismo tiempo, ampliar el tiempo de atención individual.

3. Trabajar en equipo.

4. Modificar el sistema educativo en las escuelas de medicina.

5. Controlar la burocracia en su comportamiento ético.

Conflictos bioéticos. Asimismo, el Dr. Pedro León destacó que, en una medicina del futuro, los medicamentos serán precisos para cada paciente, y se prevé una creciente diversidad de ellos para tratar enfermedades neuropsiquiátricas. Además, se utilizarán órganos biónicos y tratamientos con células madre, así como trasplantes de órganos sintéticos. Habrá también sistemas de monitoreo avanzado de parámetros fisiológicos, empleando dispositivos especiales y chips subcutáneos. Por último, el Dr. León, señaló que la naturaleza novedosa de estos avances tecnológicos provocará conflictos bioéticos que la sociedad deberá discutir y decidir pensando en el bien común.

Con el tema de “la ética en medicina”, el Dr. Carlos Arrea revisó la historia y evolución de sus principios, particularmente los que se refieren a que lo primero es no hacer daño, también actuar siempre buscando el beneficio de los pacientes, respetando su autonomía, para lo cual debe existir un consentimiento informado del paciente para cada acto médico que se le proponga; y destacó la importancia de la calidad y accesibilidad en los servicios de salud.

Corregir fallas. En cuanto a los errores médicos, el Dr. Arrea indicó que más importante que buscar culpables es corregir fallas en los sistemas operativos para evitar o prevenir los errores derivados; también subrayó la importancia de reglamentos que, en forma clara, regulen las relaciones del sector salud con las compañías farmacéuticas y las que suministran aparatos y dispositivos electrónicos o mecánicos.

El Dr. Jorge Cortés apuntó que las tecnologías médicas están conformadas por los medicamentos, aparatos, procedimientos médicos y quirúrgicos utilizados en la atención médica, y los sistemas organizativos con los que se presta la atención sanitaria. El incremento poblacional y el aumento en la expectativa de vida incrementarán la necesidad de servicios de salud y su costo por razones de cronicidad de las enfermedades.

Técnicos y operarios. Lo anterior está produciendo una elevada demanda de técnicos y operarios, que supera en mucho la demanda de profesionales, tanto en el área de la salud como en todas las otras.

Sin embargo, se presenta la paradoja de tener un alto desempleo relativo y, al mismo tiempo, el 40% de las empresas reportaron, en la última encuesta de escasez de talento en el año 2013, que tuvieron problemas para cubrir sus puestos.

El Dr. Roberto Sasso hipnotizó al auditorio, de unas 500 personas, con una brillante conferencia sobre la evolución acelerada de las ciencias informáticas y su impacto sobre las ciencias médicas, y, como consecuencia de esto, el conocimiento médico se duplica cada tres años y el volumen acumulado es tan gigantesco que solo es posible almacenarlo en la nube.

Expediente electrónico. El Dr. Sasso se refirió, asimismo, al hecho fundamental de que no disponemos de un expediente electrónico universal y estandarizado, cuando en muchos países, además de esto, las personas tienen su expediente electrónico en el teléfono celular. Según dijo, no hay ninguna duda de que el mundo digital contribuirá notablemente a mejorar la salud de nuestra población.

Etiquetado como: