27 febrero

El seguimiento nacional de los acuerdos de la XVI Cumbre Judicial Iberoamericana llevó a la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Zarela Villanueva, a impulsar la llamada Plataforma Integral de Servicios de Atención a Víctimas (Pisav), tras analizar la estructura interna de la administración de justicia y consolidar espacios integrados que reúnan los servicios para “centralizarlos y así evitar la repetición de actuaciones (revictimización) y propiciar una tramitación expedita y oportuna”.

Así, participan de esta integración los juzgados de violencia doméstica y pensiones alimentarias, la Fiscalía, la Defensa Pública, el Departamento de Trabajo Social y Psicología y la Oficina de Atención y Protección a la Víctima del Delito. Por ahora, el modelo funciona en Pavas y Tres Ríos.

El éxito de Pisav ha hecho que en Tres Ríos esté por abrirse el servicio de psiquiatría forense y que Pavas cuente ya con el de medicina legal, aunque sin psiquiatra aún.

Este modelo, de servicios descentralizados, favorece a las personas en su acceso oportuno a la justicia.

Ojalá la experiencia se fortalezca en beneficio de la mejor atención de los usuarios en su comunidad.

La autora es odontóloga.