11 febrero, 2016

Mi primera visita a Costa Rica, esta semana, marca un importante hito en las relaciones entre nuestros dos países. Tendré el privilegio de reunirme con el presidente, Luis Guillermo Solís, y estaremos encantados de sostener nuevas conversaciones constructivas con el ministro de Relaciones Exteriores, Manuel González Sanz, después de nuestra reunión al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que tuvo lugar en setiembre pasado.

Los Emiratos Árabes Unidos desean llevar su relación con Costa Rica a nuevos y emocionantes niveles. La firma de varios acuerdos de cooperación bilateral importantes, incluidos servicios aéreos y consultas políticas, pone la plataforma para estrechar lazos.

Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) aprecian la actitud positiva de Costa Rica en temas de interés mundial, particularmente en el área de cambio climático y protección del medioambiente.

Costa Rica ha sido uno de los países más ambiciosos y de pensamiento más progresista en los temas de cambio climático y desarrollo sostenible. Más aún, la protección que hace Costa Rica de sus océanos y sus recursos naturales es ejemplo admirado en el mundo. El bosque nublado de Monteverde y el Parque Nacional de Cahuita son modelos de la prosperidad y visión del Gobierno costarricense.

Los EAU también tienen una fuerte tradición de cuidado del medioambiente, que siempre fue una preocupación central de mi padre, el fallecido jeque Zayed, fundador de los Emiratos Árabes Unidos en 1971.

Por lo tanto, es natural que nos enfrentemos al mayor desafío ambiental de hoy con la misma urgente atención.

Así como Costa Rica, reconocemos en las energías limpias una solución prometedora. Durante muchos años, los EAU se han convertido en un importante inversor en energías limpias, tanto en el interior del país como en el extranjero.

Nos hemos comprometido con $840 millones para ayudar a otras naciones en desarrollo a producir energía limpia. Somos un importante inversor en una serie de proyectos de energía limpia comercial internacional y estamos orgullosos de ser el país anfitrión de la Agencia Internacional de Energía Renovable (Irena, por sus siglas en inglés).

Con el histórico Acuerdo de París, de diciembre del 2015, ahora más que nunca vemos claras oportunidades para trabajar con países como Costa Rica en este importante campo.

Más allá de la protección del medioambiente y del problema del cambio climático, mi visita proporcionará una oportunidad para discutir la mejora de las relaciones comerciales entre los EAU y Costa Rica.

La economía de Costa Rica es muy dinámica, y hay posibilidades significativas para el sector privado de los EAU en una gama de sectores, incluidos, pero no solamente, el turismo, la agricultura y la energía.

Confío en que las discusiones sobre oportunidades de inversión tendrán avances sustanciales, dado que numerosas compañías de los EAU tienen un fuerte deseo de explorar oportunidades de inversión en diversos sectores de la economía costarricense.

Espero que esta visita fije la plataforma para reforzar los lazos entre los Emiratos Árabes Unidos y Costa Rica, y estoy seguro de que nuestros países continuarán una trayectoria de cooperación en el futuro.

El autor es el ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos.