12 julio, 2014

Respecto a la nota difundida por este medio en la edición impresa y digital del pasado 27 de junio, sección El País, páginas 4 y 5 A, bajo el título “170 pensiones de exdiputados aumentan un 30% cada año. Ley beneficia a exlegisladores jubilados y a sus herederos”, del periodista Aarón Sequeira, y, específicamente, en cuanto al cuadro “Ranquin de Hacienda, Pagos de Lujo”, deseo manifestar que contiene una serie de imprecisiones e inexactitudes que tergiversan la información, dando como resultado que esta sea falsa y no se ajuste a la realidad. La publicación señala que, en mi caso, el monto recibido por concepto de jubilación asciende a ¢11.427.668, cuando, en realidad, el dato correcto es de ¢6.147.068, bruto, y, con las deducciones de ley, queda un ingreso neto de ¢3.742.923,96, todo lo cual se puede confirmar mediante la certificación que he entregado a este medio, y que ha sido emitida por el Departamento de Gestión de la Información, de la Dirección Nacional de Pensiones, con fecha 27 de junio del 2014.

Etiquetado como: