24 febrero, 2015

Me refiero a la publicación titulada “Hacienda dará pensión a 1.000 docentes sin cumplir requisitos”, con el pretítulo “Auditoría halló anomalía en grupo de 3.500 maestros trasladados al régimen que paga el Gobierno”, del pasado 20 de febrero, en la página 24 A de ese diario, sobre la que me permito aclarar lo siguiente:

La ley 8721, de fecha 24 de abril del 2009,y su reglamento, en los artículos 3 y 4, ordenan el traslado de recursos de la Jupema al Ministerio de Hacienda y crea el Fondo Especial de Pensiones del Régimen de Reparto, que debe ser administrado por un banco o por una operadora de pensiones autorizada por la Supén.

La gestión de traslado de recursos que realizó la Jupema a la Tesorería Nacional se efectuó en dos oportunidades: ¢69.530.901.550,02 en abril del 2013 y ¢322.985.927,63 en abril del 2014. La ley 8721 fue creada en el 2009.

El servicio preventivo, emitido por la Auditoría Interna, en su alcance se refiere a los requisitos que se establecen en la ley 8721 para crear el Fondo Especial de Pensiones del Régimen de Reparto, cuyos dineros Jupema (Junta de Pensiones del Magisterio Nacional) le trasladó al Ministerio de Hacienda.

El estudio que realiza la Auditoría Interna de este Ministerio, publicado en nuestra página web, apartado “Transparencia Hacendaria”, se ha orientado a verificar el control interno en la Tesorería Nacional para el cumplimiento de las condiciones que dispone la ley 8721,sobre la creación del Fondo Especial de Pensiones del Régimen de Reparto, no así a los requisitos que deben cumplir los cotizantes a este fondo para estar en derecho de recibir una pensión de dicho régimen.

El objetivo pretendido con el documento de advertencia que emitió la Auditoria Interna en octubre del 2014, como un avance al estudio que estamos realizando, fueque la Tesorería Nacional, como instancia competente para la administración de esos recursos, implementaralos controles internos suficientes y pertinentes para verificar que los recursos trasladados por Jupema, para conformar el Fondo Especial de Pensiones del Régimen de Reparto, se realizaraen los términos establecidos en la precitada ley.

El título de la nota publicada es impreciso, pues el Ministerio de Hacienda no es el que otorga las pensiones. Esta es competencia dela Dirección Nacional de Pensiones. La responsabilidad sobre la verificación y comprobación de los requisitos para el otorgamiento de la pensión, en los términos que dispone la ley 7531, es competencia de la Dirección Nacional de Pensiones y Jupema, en virtud de sus atribuciones como operadora de pensiones, y este aspecto no estuvo contemplado en el alcance del documento que emitió la Auditoría Interna.

La lista enviada por Jupema incluye 982 pensiones que no cumplen el requisito de fecha de nacimiento para conformar el Régimen Transitorio de Reparto. Sin embargo, eso no implica que esos 982 no estén a derecho. Esto, por cuanto tales pensionados pertenecen a otro régimen de pensiones dentro del Magisterio.

El Ministerio de Hacienda no cuenta con la información para verificar si una persona califica para otros regímenes, pues esto es competencia de Jupema y de la Dirección Nacional de Pensiones, pero sí se corroboró que estas 982 personas no pertenecen al régimen mencionado.

En resumen, el título de la nota induce a error y, además, esta no contempló, en forma integral, lo que se explicó y analizó en el documento de advertenciaemitido por la Auditoría, sino que es un señalamiento parcial que, insisto, induce a error de interpretación, ya que este documento se refiere únicamentea uno de los requisitos establecidos en el artículo 3 de la ley 8721 para conformar el Fondo Especial de Pensiones del Régimen de Reparto, y no a los requisitos propiamente dichos para determinar el derecho a la pensión que tienen los docentes adscritos a ese régimen especial, como lo hace ver equivocadamente dicha publicación.

El autor es viceministro de Egresos del Ministerio de Hacienda.