24 febrero, 2015

El Instituto Nacional de Seguros (INS) ha venido trabajando con el fin de convertir el Complejo INS–Salud y el Hospital del Trauma en una red autosuficiente de atención integral en salud, especializada en traumatología y tratamiento de enfermedades del trabajo.

Nuestro modelo está centrado en la atención del asegurado para procurarle la más rápida recuperación y reinserción en el ambiente laboral y ordinario. Esto se logra con un alto énfasis en protocolos de calidad, seguridad y, sobre todo, de calidez en el servicio.

El paciente usual de un hospital del trauma es una persona que de un momento a otro se ve expuesta a accidentes relacionados con la vida laboral o con la conducción de un vehículo (materialización del riesgo asegurado), situación muy diferente a la de quienes sufren otro tipo de enfermedades y son atendidos usualmente por nuestra seguridad social.

Importantes acciones. Es así como en diciembre del 2013 inició operaciones el hospital, administrado por la sociedad Hospital del Trauma S. A. El Grupo Financiero INS es el único socio y propietario de las acciones. Si bien es cierto el 2014 se caracterizó por una serie de debilidades, diagnosticadas por los diferentes órganos de control externo e interno del INS, hoy día se ejecutan importantes acciones con el fin de habilitar a su capacidad máxima este complejo médico.

Gracias a ello, desde el 9 de febrero, los quirófanos operan conforme al plan gradual de intervención por complejidad de los diferentes procedimientos, y esperamos que para el 9 de marzo el 100% de las cirugías se realicen en estos. De esa fecha al día de hoy, hemos realizado exitosamente 104 cirugías, con los más altos estándares de calidad y seguridad para el paciente. Aunado a lo anterior, operan de forma plena los servicios de hospitalización, rehabilitación, consulta externa, imágenes médicas, farmacia y otros servicios complementarios para la atención integral del usuario.

Desde enero del 2015, se observa un incremento en los pacientes ingresados de un 27,29% con respecto al período anterior, al pasar de 370 en enero del 2014 a 471 en el mismo mes del 2015. El porcentaje de ocupación hospitalaria en enero fue de un 60%: se atendió a 25.056 pacientes en consulta externa para un promedio diario de 1.253, y procuramos no tener listas de espera más allá de los tiempos requeridos para los exámenes.

Beneficios. En el Hospital del Trauma trabajamos para generar los resultados necesarios. Contamos con tarifas altamente competitivas y los costos serían menores al promedio en el mercado (costo técnico esperado) dado el volumen de operaciones, la estandarización de servicios y procesos, y la utilización de tecnologías médicas de avanzada. Este es el principal desafío para la nueva administración del hospital.

El servicio de hospitalización y cirugía que se suple en forma directa es el producto principal requerido por la cobertura del seguro de riesgos del trabajo y el seguro obligatorio automotor. Si la inversión no se hubiese realizado, la atención tendría que adquirirse en el mercado, donde, por tratarse de personas generalmente de escasos recursos, no son necesariamente el tipo de cliente objetivo.

La inversión en infraestructura de un hospital especializado del trauma tiene como objetivo disminuir el impacto en las pólizas por los costos que se incurran en la atención de lesionados, en beneficio de nuestra población asegurada, ya sean los pertenecientes al régimen de riesgos del trabajo o los suscritos al seguro obligatorio de automóviles.

Nuestro compromiso. Desde la Junta Directiva y las gerencias, tanto el INS como el HDT, trabajamos en la corrección de muchos de los errores cometidos en el pasado, y es por ese trabajo de meses que podemos caminar con la frente en alto y demostrarle al país que vamos por buen camino.

Las críticas nunca faltarán e incluso son necesarias para corregir los problemas. Cada uno de nosotros, desde nuestro escritorio, consultorio o área de trabajo, sabemos que día a día lo entregamos todo por el bienestar de nuestros asegurados.

El autor es gerente general del Hospital del Trauma.