Opinión

Se hace camino al andar

Actualizado el 30 de mayo de 2017 a las 10:00 pm

Sin la política sectorial, no solo afectamos a los industriales, sino también a taxistas y familias

Opinión

Se hace camino al andar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Luego de celebrar el fallo de la Sala IV, del pasado 19 de mayo, que valida por segunda vez la política sectorial sobre precios de los combustibles emitida por el Poder Ejecutivo en enero del 2016, debemos rebautizar al niño que nació con dicho decreto.

La política sectorial no es un subsidio. El mantener la relación de precios existentes a escala internacional entre los distintos combustibles y el evitar el aumento desmedido de los combustibles usados en la industria no es un subsidio. Es una clara acción de política industrial conforme al Plan Nacional de Desarrollo.

En la Cámara de Industrias de Costa Rica defendimos fuertemente durante más de año y medio, primero ante la Aresep y luego ante la Sala IV, que debía evitarse un aumento de un 72% al precio del gas licuado de petróleo (GLP) y de un 35% al precio del búnker. La política sectorial nos protegía de ese aumento desmedido.

Afectación. Sin esta política sectorial, no solo afectamos a los industriales, sino también a los taxistas, a las familias que cocinan con gas y a los pequeños establecimientos de alimentos, que enfrentarían un aumento del 72% en el precio de los cilindros de gas. La construcción y el mantenimiento de las carreteras, las finanzas públicas y las entidades como la CCSS también se habrían visto afectados.

Un aumento de tal proporción habría obligado a muchas empresas a cerrar sus puertas o trasladar su operación a otro país por el impacto en los costos de producción.

Nos complace también reconocer que en Costa Rica podemos avanzar para mejorar los factores que afectan negativamente la competitividad, el crecimiento económico y la generación de empleo, pero se requiere liderazgo, voluntad política y, finalmente, andar para lograrlo. En ese sentido, los tres poderes de la República todavía tienen grandes deudas con el sector productivo y los costarricenses.

Siguiente paso. ¿Ahora qué sigue en materia de tarifas energéticas? Ya tuvimos una primera victoria en mantener en firme dicha política sectorial del Poder Ejecutivo. Pero necesitamos la política de tarifas eléctricas para el sector.

En la Cámara de Industrias de Costa Rica seguiremos perseverando con propuestas y argumentos para ayudar a construir un mejor entorno para la inversión nacional y extranjera y su generación de empleo, pues es la única forma de caminar y salir del subdesarrollo, reducir la pobreza y la desigualdad.

Sin crecimiento, no hay camino, avancemos todos juntos. Como decía Antonio Machado: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”.

El autor es presidente de la Cámara de Industrias de Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Opinión

Se hace camino al andar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota