Opinión

La generación de los ninis

Actualizado el 17 de mayo de 2017 a las 10:00 pm

Los ninis son un segmento social que debe ser entendido y no marginado

Opinión

La generación de los ninis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

De acuerdo con algunos estudios, unos 147.959 jóvenes con edades entre los 15 y los 24 años ni estudian, ni trabajan. Les llaman ninis y se caracterizan por ser una generación apática, desvitalizada, indolente, tranquila en su zona de confort familiar. Se entretienen con un televisor, un equipo para juegos virtuales y el último programa de Internet de su computadora.

Programas gubernamentales muy exitosos como Avancemos no pueden ayudar a quienes no desean ni estudiar ni trabajar.

Los padres. Algunos ninis están acostumbrados al confort que sus padres les han dado durante su niñez y adolescencia, por tanto, no se esfuerzan por salir adelante. Otros, con muy pobres expectativas para el futuro, hacen mandados o cuidan la casa durante el día.

La culpa la tienen sus propios progenitores por no haberles inculcado la necesidad de valerse por sí mismos.

Los psicólogos señalan que educar bien a un adolescente consiste en ponerle límites razonables, en un medio familiar donde la persona se sienta querida y valorada y donde todas las reglas y responsabilidades sean claras y sencillas.

La sobreprotección da lugar a jóvenes frustrados e insaciables porque nunca aprendieron a poner límites a sus impulsos y no planearon el futuro.

Equivocadamente, muchos padres de hoy tienen un miedo atroz a ver sufrir a sus hijos, e intentan evitarles los golpes de la vida. Olvidan que el sufrimiento hace que ellos florezcan al enfrentar y resolver los retos difíciles que se les presentan.

Decir “no” exige esfuerzo de parte de los progenitores, pero al final es una inversión que se hace para que los hijos lleguen a ser los dueños exitosos de sus propios destinos.

Educación técnica. Algunos ninis no encuentran un estudio que los motive. En este campo, pienso que el Ministerio de Educación Pública podría ampliar la oferta educativa hacia una educación más práctica, en colegios cercanos al hogar. Allí, podrían tener programas reducidos para enseñar cómo hacer cosas más prácticas, constructivas y positivas, con temas que les ayuden a los ninis a superar su frustración, falta de esperanza y motivación.

La formación técnica ocupacional propuesta contiene una finalidad concreta en estudios especializados para diplomarse en áreas constructivas, como maestros de obra, albañiles, ebanistas, plomeros, asistentes de enfermería, soldadores, etc.

Quienes aprenden a subsistir sin esforzarse no aprecian lo que tienen, y se rinden. Por eso, es importante que entiendan que para sobrevivir hay que luchar.

Los ninis son un segmento social que debe ser entendido y no marginado. Son parte de una generación que abandonó sus estudios y ahora entran a la edad adulta carentes de cultura general y herramientas para enfrentar los retos del futuro.

Son un segmento importante de nuestra población, que debe recuperar el tiempo perdido o nunca se superará, convirtiéndose en depositarios estériles de la ayuda familiar o estatal.

Costa Rica no puede darse el lujo de una generación perdida. Sembrar hoy una nueva luz, una nueva esperanza, para cosechar luego, es indispensable para fortalecer el futuro, corrigiendo a tiempo el rumbo del presente.

El autor es empresario.

  • Comparta este artículo
Opinión

La generación de los ninis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota