Opinión

El futuro de Costa Rica está en sus propias manos

Actualizado el 17 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Estados Unidos seguirá teniendo a Costa Rica como socio en su viaje hacia el desarrollo

Opinión

El futuro de Costa Rica está en sus propias manos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Conforme se acerca el final de mi periodo como embajadora de Estados Unidos en Costa Rica en los próximos días, y las emociones por la reciente visita del presidente Obama se convierten en un grato recuerdo enmarcado en una fotografía favorita o anécdota sobre el viaje, llega también el momento propicio para señalar las oportunidades para impulsar aún más las relaciones entre Costa Rica y Estados Unidos.

Es indispensable una visión en perspectiva para poder valorar el impacto de la visita del presidente Obama. Esta fue la sexta visita del presidente Obama a Latinoamérica y el Caribe. La visión del presidente de una asociación entre iguales con las Américas, basada en intereses y respeto mutuos, ha definido la agenda con América Central, una región en donde el Gobierno de los Estados Unidos ha aumentado el comercio y la inversión, ha fortalecido la cooperación en seguridad, ha lanzado una iniciativa de esfuerzo conjunto para el uso de energías limpias y ha puesto más énfasis en los programas de intercambio educativo y de estudiantes.

En las reuniones del presidente Obama con la presidenta Chinchilla y los presidentes de la región, aquí en Costa Rica, el presidente Obama aprovechó su segunda visita a la región para discutir nuevas oportunidades de asociación entre nuestros países: asociaciones dirigidas a mejorar el nivel de vida de todos nuestros ciudadanos y a ofrecer oportunidades para un futuro más seguro.

¿Cuáles son las oportunidades para Costa Rica, tras la visita del presidente Obama, para mejorar el nivel de vida de los ticos? La oportunidad a la que más énfasis se dio fue la declaración del presidente de que Costa Rica es un candidato destacado para formar parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) , en la medida en que Costa Rica continúe trabajando en su protocolo para el cumplimiento de las normas y requerimientos de la OCDE. Ese cumplimiento con la OCDE requiere reformas y progreso que, como la presidenta Chinchilla reconoce, dependen de las propias aspiraciones y la voluntad política de Costa Rica, incluyendo reformas y protocolos para una economía más transparente, con mayor certeza sobre los riesgos de inversión y un sector energético más abierto y competitivo. El presidente Obama ha comprometido el apoyo del Gobierno de los Estados Unidos a las aspiraciones de Costa Rica porque el camino hacia el cumplimiento con los requisitos de la OCDE beneficiará a Costa Rica y mejorará el nivel de vida de sus habitantes.

PUBLICIDAD

De igual forma, el presidente Obama fue claro en que, para ser económicamente competitivos, Costa Rica y los países de la región necesitan permitir a sus ciudadanos conectarse a electricidad confiable, limpia y asequible, reconociendo que los costos de la energía en la región son dos o tres veces más altos que en Estados Unidos. La mejor manera de alcanzar esa meta es estableciendo mercados regionales, y una infraestructura y un sistema regulador de la energía que sea compatible para toda la región.

¿Qué significa esto para Costa Rica? El compromiso de Costa Rica con energías renovables brinda la oportunidad de que Costa Rica lidere la región en el avance hacia tecnologías de energías limpias. Estados Unidos se ha comprometido a colaborar con Costa Rica y con la región en la investigación y en tecnologías, incluyendo fuentes de energía renovable, redes de energía inteligentes y normas energéticas eficientes.

No obstante, es necesario que Costa Rica y sus vecinos hagan reformas importantes en el sector energético que permitan una mayor competitividad y la oportunidad para una planificación y cooperación regional. Estas reformas necesarias y esa cooperación regional harán necesarias decisiones drásticas con los consecuentes impactos económicos en el corto plazo que acompañan a esas inversiones de largo plazo. El presidente Obama manifestó su confianza en que Costa Rica llevará a cabo las reformas y las inversiones necesarias para emerger como líder regional en el campo de la energía.

Hace 50 años, Costa Rica fue el anfitrión para la visita de otro dinámico presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy. Tras la visita del presidente Kennedy, Costa Rica dio un paso hacia adelante para convertirse en socio de los Estados Unidos en una serie de iniciativas que beneficiaron a sus ciudadanos, incluyendo la creación del Incae y las cooperativas eléctricas rurales.

Yo espero que cuando algún futuro presidente de los Estados Unidos visite Costa Rica, todos miremos hacia atrás al viaje del presidente Obama como otro hito en el aumento de la prosperidad para los costarricenses y para sus vecinos.

Tal como la historia nos lo recuerda, el éxito de la visita del presidente Obama no puede ser medido simplemente en un instante. De hecho, como Arthur Ashe, el destacado tenista y activista, dijo, “el éxito es un viaje no un destino”.

PUBLICIDAD

Después de servir aquí como Embajadora de los Estados Unidos durante 3 años y medio, puedo decir con confianza que el Gobierno de los Estados Unidos tiene y seguirá teniendo a Costa Rica como socio en su viaje hacia el éxito como país desarrollado. ¿Cuál es la ruta hacia el éxito? La presidente Chinchilla dio la mejor respuesta cuando indicó claramente que a Costa Rica le corresponde decidir el camino por seguir.

  • Comparta este artículo
Opinión

El futuro de Costa Rica está en sus propias manos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota