Opinión

Una fructífera amistad

Actualizado el 04 de junio de 2013 a las 12:00 am

La decisión de establecer relaciones con China fue acertada

Opinión

Una fructífera amistad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

“Amistad es cercanía, a pesar de todas las lejanías.”Proverbio Chino. Hace apenas seis años no nos podíamos tan siquiera imaginar cómo dos naciones, separadas por medio mundo de distancia, podrían acercarse tanto en tan poco tiempo. Sin embargo, es un hecho que en tan poco tiempo, las relaciones diplomáticas que se formalizaron entre China y Costa Rica aquel 1° de junio del 2007 han sido tan intensas y positivas que han deparado extraordinarios frutos, algo inédito hasta ahora.

Desde el inicio mismo de esta amistad se comenzaron a ver frutos producto de esta en campos tan variados como la cultura, el arte, el deporte, la música y muchas otras áreas. Solo para enumerar unas pocas recordemos el Festival Internacional de las Artes en el cual China nos maravilló con innumerables expresiones artísticas. Así también recordemos las visitas constantes de grupos de artes marciales, música popular, ópera china, coros y conjuntos de música popular y tradicional, acróbatas y artistas de todos los géneros.

Sin duda, el imponente Estadio Nacional que domina la vista en el parque de La Sabana es una muestra imperecedera de esta amistad que nos roba una sonrisa cuando pasamos a su lado y nos vuelve a recordar que tenemos un enorme aliado del otro lado del océano Pacífico.

Son muchos ya los jóvenes costarricenses que han recibido una beca para estudiar en China y aprender el mandarín; como son cada vez más los empresarios que se animan a exportar hacia ese mercado grande y aún con mucho por conocer.

Costa Rica tiene también el privilegio de contar con un Tratado de Libre Comercio con el país cuya economía ha sido la de mayor crecimiento mundial en los últimos 20 años, al cual, además, puede llamar su amigo.

El apoyo que hemos recibido de China en muchos campos ha sido invaluable, así como el intercambio que hemos tenido en estos seis años entre ambos países en muchas áreas, el cual ha sido fructífero para ambos. Tanto es así que en tan solo estos seis años dos presidentes de Costa Rica han visitado China, visitas que asimismo has sido correspondidas, primero con la visita del presidente Hu Jintao y ahora del presidente Xi Jinping.

PUBLICIDAD

De otra forma no podríamos explicar cómo el presidente Xi Jinping, a menos de tres meses de haber asumido su cargo, nos haga el honor de visitarnos y de retribuir la visita que hace unos pocos meses hizo la presidenta Chinchilla a China. Solo la gran amistad y la grata impresión que de los costarricenses tiene el pueblo Chino y su presidente puede explicar esta actitud. En sus palabras, el presidente Xi Jinping ha dicho que se siente “profundamente impresionado” por el pueblo de Costa Rica.

La pareja presidencial china que nos honró con su visita nos demuestra que no les basta solo con los discursos, la firma de acuerdos y encuentros diplomáticos, sino que desean excavar profundo en el corazón de las familias y de los niños costarricenses.

Cumplimos ya seis años de relaciones con China, y el tiempo nos sigue mostrando que aquella decisión que tomó el entonces presidente Óscar Arias fue definitivamente acertada. Dichosamente se enderezó el rumbo y se deshizo el entuerto que durante tantos años se cometió con el pueblo chino al darle la espalda a su patria ancestral.

La visita del presidente Xi trajo consigo también la promesa de dar un nuevo impulso a estas relaciones, que esperamos traerá nuevos beneficios a Costa Rica: una nueva Academia para su Policía y la ansiada ampliación de la Ruta 32, principal vía de acceso a los puertos del Caribe y en poco tiempo a la zona norte y al resto de Centroamérica.

También está en marcha el proyecto de la nueva refinería para Recope, que si bien aún requiere de más estudio y afinar detalles promete ser una alternativa para bajar los costos de la factura petrolera y un paso más hacia la seguridad energética del país.

Como chino por nacimiento y costarricense por convicción, no puedo dejar de celebrar esta importante visita del presidente Xi a nuestro país pues considero que estos acontecimientos son otro eslabón en esta gran cadena de amistad que se ha venido tejiendo entre nuestros países.

Raymond Tang Presidente de la Asociación Costarricense de Amistad con China.

  • Comparta este artículo
Opinión

Una fructífera amistad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota