Opinión

Sí existió embargo sobre el Libertario

Actualizado el 23 de enero de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Sí existió embargo sobre el Libertario

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En relación con el artículo “Movimiento Libertario mantiene un manejo sano de sus finanzas” (publicado en esta sección el 18 de enero), del señor Carlos Herrera, tesorero de ese partido, es necesario reafirmar que un juez de la República sí ordenó un embargo sobre cualquier monto de dinero que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) aprobara en favor de dicha agrupación.

Herrera dice que es falso que el Libertario tuviera que correr para cancelar una deuda y evitar así el embargo de sus cuentas corrientes y de su deuda política, hechos informados en la nota “Un Libertario lleno de deudas corrió para librarse de embargo” (9 de enero). Alega que, según el TSE, la contribución estatal a los partidos no es objeto de embargo.

Lo cierto es que, el 11 de diciembre del 2012, el Juzgado Especializado de Cobro Judicial de Cartago remitió un oficio a la Tesorería Nacional, “a efecto de que se sirva practicar embargo sobre cualquier monto de dinero que se encuentre en su administración y que esté dirigido a la financiación previa de gastos por actividades político-electorales, gastos permanentes de capacitación y organización y cualquier rubro aprobado en favor de la entidad político-partidaria demandada (el Libertario) por parte del Tribunal Supremo de Elecciones”.

El oficio de embargo, que consta en el expediente judicial 12-009132-1164-CJ, obedece a una demanda de cobro judicial que el empresario Carlos Manuel Aguilar Rodríguez interpuso contra el partido, al argumentar que el grupo no honraba, según lo pactado, un préstamo concedido en el 2010 por ¢50 millones.

El propio Carlos Herrera reconoció que, cuando asumió la tesorería del partido en el 2013, encontró embargadas las cuentas bancarias de esa agrupación política, lo cual los obligó a usar únicamente cuentas del Banco Popular para operar financieramente, porque son inembargables.

La agrupación buscó un arreglo de pago y el 31 de octubre del 2013, ya iniciada la presente campaña electoral, presentó al Juzgado el acuerdo al que llegó con el acreedor, lo que permitió el levantamiento del embargo.

En la Tesorería Nacional, ante consulta de este medio, confirmaron que el embargo fue levantado el 6 de enero de este año.

En cuanto a las deudas del partido por ¢1.472 millones, el señor Herrera dice que ¢1.000 millones obedecen al fideicomiso firmado con el Banco Lafise para financiar esta campaña y ¢342 millones, a cuentas del actual proceso político.

PUBLICIDAD

Sin embargo, en los estados financieros que el Libertario entregó al TSE en diciembre, entre los pasivos aparecen, al menos, ¢284 millones en cuentas por pagar que se registraban desde períodos anteriores al inicio de la campaña electoral, como la deuda con el señor Aguilar.

  • Comparta este artículo
Opinión

Sí existió embargo sobre el Libertario

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Esteban Oviedo

eoviedo@nacion.com

Editor de Política

Editor de Política. Es bachiller en Periodismo por la Universidad Federada. Recibió el premio de La Nación como “Redactor del año” en el 2005 y en el 2007 recibió el premio Jorge Vargas Gené.

Ver comentarios
Regresar a la nota