Opinión

La eutanasia

Actualizado el 03 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Opinión

La eutanasia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los seres humanos somos raros. Con frecuencia, guardamos más consideración a nuestras mascotas que a nuestro prójimo. No conozco a nadie que haya permitido que su mascota padezca una agonía dolorosa y prolongada. Tan pronto la vemos sufrir, corremos al médico veterinario para que le prodigue descanso. Sin embargo, con nuestro prójimo actuamos al revés. No creo que uno de los designios de la Providencia sea que los seres humanos padezcan dolorosas y angustiantes agonías. No parece lógico ni compasivo.

Cambio de opinión. Por diversas razones, permitimos que nuestros seres queridos sufran agonías prolongadas, crueles y onerosas ante una enfermedad terminal y dolorosa. Sin embargo, en este campo como en otros, la sociedad está cambiando. A veces, la opinión pública cambia tan rápido que los grupos de poder terminan desfasados. Eso está ocurriendo en la sociedad actual. Cada vez encuentro más pacientes, amigos y alguno que otro colega que están de acuerdo en no favorecer las agonías prolongadas y dolorosas. Creo que, si hiciéramos una encuesta entre los lectores o la gente en general, casi nadie estaría de acuerdo en que le prolonguen su agonía.

La palabra “eutanasia”, etimológicamente hablando, proviene de dos vocablos griegos que significan “buena muerte”. En síntesis, la eutanasia es la acción u omisión que acerca el descanso de un paciente desahuciado, siempre con su conocimiento y aprobación, y con la intención de evitar sufrimiento y dolor. La eutanasia está asociada al final de la vida sin sufrimiento.

Encuestas. Suiza legalizó la eutanasia desde 1940. Luego, le siguieron Holanda, país secular por excelencia, Bélgica y Luxemburgo, y, actualmente, hay un fuerte movimiento social a favor de ella en toda la comunidad europea. En Estados Unidos, los estados de Washington, Vermont, Oregón, Montana y Nuevo México han adoptado medidas legales, ampliamente favorecedoras de su práctica. Las encuestas de opinión muestran que la eutanasia es más favorecida por la gente de mayor nivel educativo, los blancos y los grupos religiosos liberales. Asimismo, un sondeo reciente consigna que el 84% de los varones y el 64% de las mujeres están a favor de ella. Al respecto, hay un dato interesante sobre la eutanasia: en Estados Unidos, los médicos suelen practicársela entre ellos, pero siguen siendo un tanto conservadores a la hora de hacerlo a sus pacientes.

Para quedarse. Este tema, como algunos otros conexos, ha llegado a Costa Rica para quedarse. No tiene sentido no considerarlo ni debatirlo. Es necesario discutir el tema intensamente en nuestras familias, medios de comunicación, iglesias y en la academia, principalmente en las Facultades de Medicina y Derecho.

Esta modesta reflexión tiene la intención de llamar a una discusión abierta, respetuosa y tolerante sobre el tema, que, ciertamente, es controversial. Todas las opiniones deben ser escuchadas con respeto, y, al final, la opinión pública debe manifestarse para que vengan las medidas jurídicas y reglamentarias del caso.

  • Comparta este artículo
Opinión

La eutanasia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota