Opinión

Sí a los eurobonos, no al obstruccionismo

Actualizado el 24 de agosto de 2012 a las 12:00 am

No compartimosel mecanismode bloqueo a laagenda legislativa

Opinión

Sí a los eurobonos, no al obstruccionismo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hoy el Proyecto de Eurobonos no avanza en la Asamblea Legislativa porque lamentablemente alguna diputada del PAC impide que se vote. Por ello ofrecemos al pueblo de Costa Rica sinceras disculpas ya que se utilizan los trucos y tretas que permite el reglamento legislativo heredado de la política tradicional. Sorprende ver a diputados y diputadas que se presentan como frescos y renovadores, utilizando ese reglamento como guía para perfilar su gestión legislativa.

Aparte del mal que se le hace al país con la obstrucción a ese importante proyecto, los firmantes no compartimos el bloqueo a la agenda legislativa como mecanismo para impedir que las mayorías se expresen. Esas prácticas son ajenas a nuestros principios y al Código de Ética que firmamos cuando nos presentamos al electorado como candidatos a diputados y diputadas.

Si bien la solución de las crisis en las finanzas públicas debe acometerse por diversos flancos como son: eficiencia en el gasto, eficiencia en la recaudación, impuestos progresivos y reactivación económica, somos conscientes de que en el corto plazo, mientras se discuten y ponen en marcha esas acciones, no podemos volver la cara y dejar que las circunstancias empeoren.

Pequeños incrementos en las tasas de interés representan cambios multimillonarios en los costos del crédito. Ello afecta negativamente a la producción y a los deudores –hogares y pymes– y beneficia a quienes son poseedores de la riqueza financiera. Así los ascensos en la tasa de interés real generan redistribuciones de ingresos que conducen a concentraciones de la riqueza. Solo un ejemplo: por cada punto porcentual que aumente la tasa de interés que cobran los bancos, los deudores deben erogar unos ¢85.000 millones.

Hay que señalar que muchas de las grandes empresas no se ven afectadas por cuanto se financian con préstamos concedidos en el exterior, los cuales no están sujetos a las variaciones en el mercado nacional. Asimismo, el Estado costarricense debe pagar hasta ¢40.000 millones más por cada punto porcentual, y por ello rebajarse de los programas sociales y de inversión.

La deuda pública está colocada en un alto porcentaje en el mercado nacional, que es un mercado pequeño e imperfecto. Los mayores requerimientos de recursos del Gobierno presionan fuertemente las tasas de interés hacia arriba. Por ello, trasladar una buena parte de esa deuda al mercado internacional, donde las tasas hoy son muy bajas y Costa Rica tiene una muy buena calificación, nos permitirá obtener ahorros cuantiosos para los sociedad en general.

PUBLICIDAD

Este es el objetivo del Proyecto de Eurobonos que, de aprobarse, permitiría al país convertir $4.000 millones de deuda interna en deuda externa a tasas de interés inferiores. Ese traslado de deuda tendría varios efectos beneficiosos para el país: abatiría las tasas de interés internas aliviando la carga para los deudores, y el Gobierno desestimularía el ingreso de capitales golondrinas que están sobrevalorando el tipo de cambio, mejoraría el perfil de la deuda pública y liberaría recursos para estimular la economía. Aún más, trasladar parte de la deuda pública hacia el exterior es una tarea urgente que debe acometerse aun sin crisis fiscal, dado los diferenciales en las tasas de interés.

Para materializar los efectos positivos de este canje de deuda es necesario que el gobierno lleve a cabo acciones complementarias para catalizar la totalidad sus efectos positivos. Lamentablemente no somos Gobierno para llevar a cabo las reformas estructurales que urgen, pero eso no implica que seamos ciegos y destructivos en cuanto a lo que conviene a nuestra patria.

Esperamos que la actitud de esos diputados cambie; por el bien de Costa Rica y sus deudores y por el prestigio de la política y la democracia. Por todo lo anterior, reiteramos nuestras sinceras disculpas.

Jorge Gamboa CorralesMa. Eugenia Venegas RenauldGustavo Arias NavarroMa. Jeannette Ruiz DelgadoManrique Oviedo Guzmán Diputados y diputadas PAC

  • Comparta este artículo
Opinión

Sí a los eurobonos, no al obstruccionismo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota