Opinión

El enfoque de la cadena de valor

Actualizado el 11 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

El enfoque de la cadena de valor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Históricamente, los bancos de desarrollo se han enfrentado al reto de generar verdaderas soluciones para la producción, la “empresariedad” y la mejoría en la calidad de vida de la población, en especial en regiones donde llega una baja proporción del ahorro. La disyuntiva se presenta entre la obligación que tienen de generar adecuados niveles de rentabilidad y asumir bajo riesgo, en dirección a alcanzar suficiente capitalización para asegurar la sostenibilidad de sus operaciones, frente a la expectativa de su demanda, en el sentido de propiciar recursos de bajo costo, amplio plazo y fácil acceso para las necesidades de los proyectos y empresas que se deben financiar con créditos.

Todavía son pocos los países que gozan de una supervisión diferenciada y, en gran medida, el cumplimiento de las normas estándares de Basilea (acuerdos de supervisión bancaria y recomendaciones sobre regulación bancaria) es uno de los pesos más fuertes que cae sobre la actividad bancaria de este tipo: han sido diseñadas según criterios del tradicional financiamiento bancario comercial, sin discriminar la naturaleza especial de las necesidades del desarrollo en nuestros países.

Sin embargo, poco a poco, la experiencia, el conocimiento y la voluntad de muchos involucrados en la banca de desarrollo a nivel mundial, ha permitido la promoción de novedosos enfoques de trabajo que equilibran las exigencias que las instituciones reguladas enfrentan. Uno de los más recientes, y aún en proceso de construcción, es el enfoque de la cadena de valor.

Desde la posición de entes multilaterales como la Organización Internacional del Trabajo y otras agencias de cooperación para desarrollo, el financiamiento desde el análisis de la competitividad de la cadena de valor es un método que disminuye el riesgo convencional de las actividades productivas, aumenta la rentabilidad al lograr economías de alcance y propicia un impacto sostenible en las demandas de recursos de los actores productivos.

Al conocer con mayor detalle los cuellos de botella, obstáculos, retos, oportunidades de crecimiento y fortalezas de cada cadena de valor, se podrá visualizar en qué medida los proyectos sometidos a financiamiento podrían incurrir en riesgos sistémicos que afecten su desempeño crediticio. Desde este punto de vista, para analizar el proyecto, no basta con conocer cómo se administra y cómo se desenvuelve una empresa en su mercado específico sino que debe alzarse la mirada desde una visión más amplia para identificar aspectos, hacia atrás o hacia delante, de la cadena en la que participa y que podrían amenazar o potenciar su posición competitiva.

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo, se avanza en establecer vínculos y adquirir mayor información sobre los demás eslabones de la cadena y las empresas que en ella participan; de por sí, la obtención de información es el factor crítico para el éxito de la prospección crediticia, por lo que la entidad financiera de desarrollo se siente más animada y con mayor base para otorgar recursos en ese ámbito. Así se aumenta su base de clientes, que se ven atraídos por el interés mostrado por el banco, su cercanía y el trato “preferencial” que reciben (producto del conocimiento previo que ya se tiene), conduciendo a que el ente logra extender sus negocios y ganar más ingresos.

Enfoques de la cadena. Los especialistas recomiendan el enfoque de cadena de valor como una forma de solucionar problemas de información asimétrica ya que se crean nuevos mercados que, de otra manera, no existirían, pues surge una demanda incipiente pero que no se desarrolla debido a que la oferta aún no cuenta con señales adecuadas para su establecimiento. En estos casos, solo se requiere de un “empujoncito” para crear un vínculo en la forma de mercado. Obviamente, parte de esa ayuda a la oferta es acercarse a la demanda y para ello es vital un diseño “natural” y de financiamiento para disparar los mecanismos de mercado… ese que puede brindar la banca de desarrollo.

Se sabe que la labor de la banca de desarrollo es intensiva en conocimiento pues la información recopilada de los clientes, empresas, sectores de actividad y regiones, debe ser analizada con criterio experto para dar cabida a los proyectos que sean rentables tanto financiera como socialmente. Por tal motivo, los elementos comentados en los párrafos anteriores exigen capacidad de investigación de los mercados y de las estructuras de las cadenas de valor, adecuados sistemas de información para organizar la visión amplia que se genera al incursionar en una masa crítica de actores de los mercados, y demanda de una actitud consistente de las autoridades bancarias para no caer en la ansiedad por resultados financieros de corto plazo que no son los comunes en este tipo de enfoque.

PUBLICIDAD

Finalmente, el enfoque de la cadena de valor puede ser magníficamente enriquecido con otras herramientas analíticas para el fomento del desarrollo, como el trabajo mediante aglomeraciones ( clusters ) que permite desarrollar espacios territoriales en condiciones de especialización productiva según el entorno socioeconómico institucional y los recursos disponibles; y el desarrollo económico local, según el cual las fuerzas locales (sociales, políticas, institucionales y productivas) comparten información y fijan un norte común en el propósito de planificar el progreso de su región.

El segundo aspecto, consiste en afirmar que, sin duda, mucha de la tarea de la banca de desarrollo mediante sus servicios financieros, debe ser complementada con el valor agregado que significa la instauración de modelos de microfinanzas.

A este esfuerzo se le llama downscalling y se da cuando un banco desciende hacia actividades de operaciones financieras de menor monto que el promedio de la banca comercial, con métodos innovadores y la introducción de servicios de desarrollo empresarial, para que sus clientes persigan una mejora continua en sus negocios mediante capacitación, asistencia técnica y asesoría, tanto en los aspectos administrativos como en los meramente productivos.

  • Comparta este artículo
Opinión

El enfoque de la cadena de valor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota