Opinión

Y empieza uno a entender…

Actualizado el 24 de junio de 2013 a las 12:01 am

Opinión

Y empieza uno a entender…

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En el 2008, me preguntaba por qué no se había ejecutado el acuerdo de la Junta Directiva de la CCSS que decidió “encomendar a la Gerencia Médica que instaure un punto focal, de tal manera que pueda haber un registro en cuanto a las necesidades de trasplante de órganos, así como de qué órganos estén disponibles y el monitoreo para poder juntar la oferta con la demanda”. (LN 9-12) La Comisión Reguladora de Trasplantes debe llevar un registro nacional de receptores y ejercer control sobre bancos de órganos y materiales anatómicos; pero, el año pasado, Esteban Mata concluía que: el “desorden con trasplantes agrava el dolor de los pacientes”, los médicos “se ven obligados a transportar ellos mismos los órganos ante la falta de coordinación entre los hospitales”; los hospitales no comparten listas de espera de pacientes ni hay bases de datos... (LN 15-10).

Quizás hoy haya evidencias que explican la reticencia a establecer un sistema transparente para facilitar la donación altruista y sin que medie negocio.

Al tiempo, alarma el hallazgo una joven panameña en la frontera con nuestro país, muerta y sin sus órganos; Panamá investiga si se los quitaron para venderlos y luego la quemaron. Agreguemos a esto la página de Facebook creada por el Dr. Sergio Murillo Picado: “Desaparecidos-Costa-Rica”, y el asunto ¡horroriza!

  • Comparta este artículo
Opinión

Y empieza uno a entender…

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota