Opinión

Los VargasBrothers

Actualizado el 07 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Los Vargas Brothers es un documentental de gran valor que debe ser visto por todos

Opinión

Los VargasBrothers

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

  Los VargasBrothers - 1
ampliar
Los VargasBrothers - 1

La pirámide humana invertida del éxito, “los últimos serán los primeros”, adquiere en el documental Los Vargas Brothers una profunda dimensión vivencial. Este hipnotizante documento cinematográfico nos adentra, con respeto y una aguda sensibilidad, pero sin concesiones sensibleras, en la vida de esos cuatro hermanos de San Ramón que, contra todos los pronósticos, fundaron una banda rock allá por los años sesenta, que se lució frente a propios y extraños.

El director de este documental, Juan Manuel Fernández, logró algo muy difícil: penetrar en el mundo íntimo, privado y público de esos cuatro hermanos y sus circunstancias, y permitirnos verlos actuar en las más diversas situaciones como si la cámara estuviera escondida. Nerviosa, amorosa y penetrante, la cámara va dando brochazos y pinceladas que retratan esos mundos con un ojo lúcido, indagador y comprometido; y la edición, con algunas canciones interpretadas por los hermanos Vargas como puntos de giro, va hilando las vivencias y los recuerdos con un ritmo hechizante y galopante.

El primer acierto de este notable documental fue la escogencia de tema, que conjuga la atipicidad de esos cuatro hermanos, que pasaron de la pobreza del mundo rural costarricense a las tablas y escenarios febriles e intoxicados de drogas, licor y rock & roll , y el universal submundo de sueños y pesadillas de los desheredados de la tierra.

Esos cuatro singulares personajes atrapan nuestro interés por multiples razones, pero la principal es que, conocedores de todas la carencias, poseen la libertad y la transparencia para hablar de sí mismos que solo existe en los sótanos de la vida humana. No saben de hipocresías, disimulos o caretas; recorren con la memoria sus vidas sin necesidad de ocultar ni maquillar ninguna de sus vivencias y penurias. Y lo que más nos conmueve es que viven y rememoran sus vidas con una entrañable y contagiante sonrisa: no existe una sola palabra de recriminación, odio o resentimiento sobre la azaroza y difícil vida que han llevado. Para ellos cada instante tiene su propio afán, y cada nuevo día es una bendición y un triunfo sobre la adversidad.

Los Vargas Brothers es un documento humano de gran valor que debe ser visto por todos. En medio de tantos ticos quejumbrosos que incesantemente lloriquean por pequeñeces, los hermanos Vargas nos lanzan a la cara, sin proponérselo, un mensaje de coraje y dignidad.

PUBLICIDAD

Inundados por tanta banalidad y rodeados de tantos personajillos farsantes, el largometraje Los Hermanos Vargas , como cósmico y refrescante contrapunto, condensa el destino mayor de este misterioso valle de lágrimas: donde no somos más que polvo y los últimos serán los primeros.

  • Comparta este artículo
Opinión

Los VargasBrothers

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota