Opinión

La educación técnica y el futuro

Actualizado el 24 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

La educación técnica y el futuro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A lo largo de 5 años de existencia, la Universidad Técnica Nacional (UTN) ha realizado esfuerzos para mejorar, ampliar y modernizar la infraestructura educativa (aulas, edificios de laboratorios, bibliotecas, módulos de capacitación, unidades de investigación) y los equipos educativos (laboratorios de cómputo, de idiomas, de ciencias básicas, de disciplinas especializadas, módulos de desarrollo tecnológico, sistema informático y de comunicaciones, y el equipamiento de las unidades de investigación).

Por su reciente creación, la UTN no pudo participar de los beneficios del crédito obtenido por el Gobierno de la República con el Banco Mundial, por la suma de doscientos millones de dólares, que permitirá desarrollar nuevos proyectos de inversión y desarrollo, para beneficio de estas instituciones y del país.

Quedamos fuera del préstamo. Por eso, la Universidad Técnica Nacional es la que demanda recursos adicionales para su desarrollo y para aumentar su capacidad de apertura. Se ha manifestado un crecimiento extraordinario de la matrícula (que se amplió de 3.000 a casi 9.000 estudiantes en solo cinco años) que demanda gigantescas inversiones en aulas, laboratorios y becas.

Ayuda en aeropuertos. Por estos motivos, desde octubre del año pasado, y con el apoyo y la firma de diputados de todos los partidos políticos, presentamos a la Asamblea Legislativa un proyecto de ley para dotar a la UTN de rentas propias. El proyecto obtuvo el respaldo pleno y los votos afirmativos de todos los diputados de la Comisión Especial Permanente de Ciencia, Tecnología y Educación.

En ese dictamen unánime afirmativo, se propone incrementar el impuesto de salida del país por vía área en cinco dólares, de los cuales, un dólar se destinaría a cubrir necesidades de las juntas administrativas de los numerosos colegios técnicos profesionales y cuatro dólares le corresponderían a la UTN, para sus proyectos de desarrollo, infraestructura, equipamiento, becas, y articulación con los colegios técnicos.

Como se dice en el Dictamen, el impuesto no afecta la competitividad turística del país pues, a pesar del incremento, seguiría siendo prácticamente el más bajo de Centroamérica. Por el contrario, con este respaldo económico la UTN fortalecerá el desarrollo de la educación técnica y, por ende, las opciones para un futuro prometedor.

PUBLICIDAD

La Rectoría de la UTN les pide respetuosamente a los costarricenses de todos los partidos políticos y todos los sectores sociales, que respaldemos todos juntos esta nueva lucha por el desarrollo del país.

  • Comparta este artículo
Opinión

La educación técnica y el futuro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota