La educación médica continua

Una herramienta fundamental para el médico general

La Educación Médica Continua es una serie de actividades educacionales que ayudan a mantener, desarrollar o aumentar el conocimiento o las habilidades y la actividad profesional que un médico y/o profesional de la salud utiliza para proporcionar sus servicios a sus pacientes, al público o a la profesión. Lo anterior incluye todas las actividades de educación continua que ayudan a los médicos y a los profesionales de la salud a cumplir con sus responsabilidades profesionales más efectiva y eficientemente.

La educación médica universitaria, aun con el mejor sistema de formación estudiantil, no garantiza que el profesional médico mantenga una competencia y destrezas profesionales adecuadas de forma indefinida. La rápida sucesión de los avances científico-tecnológicos en el área de la salud y los cambios demográficos y epidemiológicos de la población hacen necesaria una actualización permanente de los conocimientos médicos para mantener dicha competencia.

La educación médica continua es un proceso alimentado por la devoción del médico general de aprender, es una actividad que debe intentarse funcione bien sistematizada. En ella deben comprometerse el individuo y las instituciones educativas y de salud, pues sin la comunión de sus intereses no será posible realizarla. Es activa y permanente, debe tomar en cuenta la práctica diaria, la capacidad, las habilidades, el tipo de aprendizaje y la ética de quien la ejerce, todo con el fin de mantener en el médico su capacidad para resolver los problemas de salud que le presente el ser humano.

Es aquí donde la educación médica continua se vuelve la estrategia más idónea para poder suplir las necesidades que se hacen presentes con dichos cambios, lo que permite el acceso al conocimiento y competencias médicas sin barreras de ningún tipo.

El médico general es el primer contacto de los usuarios con los servicios de salud y es quien debe tener la capacidad de resolver los problemas médicos de los usuarios que día a día se le presentan, ya sean en un servicio de consulta externa, en un Ebáis o en el consultorio privado, y al mismo tiempo tener la capacidad de poder referir al usuario según las necesidades especializadas que necesite.

Por este motivo la Educación Médica Continua presenta a los médicos generales temas especializados enfocados a la atención primaria de la salud. El médico general debe conocer temas que van desde la salud pública, gerencia, administración, especialidades médicas hasta la atención de emergencias.

La Educación Médica tiene la responsabilidad de proveer a los médicos generales de actividades basadas en sus competencias: profesionalismo, manejo médico, aprendizaje basado en sistemas y en la práctica, y destrezas para la atención de emergencias.

Así el médico general logra establecer vínculos de complementariedad y concreción de actividades intertemáticas (psicología, derecho, legislación de la salud, administración de servicios de salud, habilidades y destrezas: liderazgo, toma de decisiones, inteligencia emocional, asertividad, etc.) con otras disciplinas, para articular y fortalecer las acciones de su ejercicio profesional.

Así se convierte al médico general en la herramienta fundamental de la promoción de la salud de los sistemas de salud, ya que se encuentra capacitado para realizar diversos procedimientos médicos, educar, tratar y fortalecer los procesos de salud-enfermedad de la población.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: La educación médica continua