Opinión

La digitalización en el campo de los impuestos

Actualizado el 12 de diciembre de 2015 a las 12:00 am

El nuevo sistema de Tributación aún debe probar que soportará declaraciones en masa

Opinión

La digitalización en el campo de los impuestos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Ministerio de Hacienda puso a disposición de los contribuyentes, el pasado 4 de octubre, el nuevo sistema en línea llamado Administración Tributaria Digital (ATV), el cual permitirá presentar las declaraciones tanto del régimen de tributación simplificado como del tradicional para los impuestos de renta, de ventas y solidario y de retenciones en la fuente.

Esta es la primera plataforma cien por ciento digital que los contribuyentes usarán después de contar por un largo tiempo con Tributación Direct@, sistema que necesitaba la instalación de software y la actualización de versiones, situaciones que muchas veces generaban confusión y atraso en la presentación de declaraciones.

De acuerdo con el informe Doing Business del Banco Mundial, una empresa en Costa Rica gastaba en el 2013 al menos 226 horas al año en la preparación, la presentación y el pago de tres grandes tipos de impuestos: sobre las utilidades, sobre las ventas y los laborales, que incluyen los impuestos sobre nóminas y las contribuciones a la seguridad social.

El estudio para ese año abarcó a 166 países, y el promedio de inversión de horas anuales era de 264, lo cual colocaba a nuestro país en un margen muy estrecho por debajo del promedio; sin embargo, en América Latina y el Caribe nos encontrábamos en el puesto 16.

Con la introducción de un nuevo sistema y programas en funcionamiento para el pago de algunos impuestos en línea a través de las diferentes sucursales electrónicas de los bancos, en el 2015 se registra según los indicadores del Banco Mundial una reducción del 33%.

Una empresa necesitaría, entonces, 151 horas al año para cumplir con sus obligaciones tributarias. Esta reducción significa un ascenso en el ranquin latinoamericano al puesto número 5. Sin embargo “a pesar de estas mejoras, siguen existiendo brechas significativas entre América Latina y los países de la OCDE”, afirma el estudio.

Reto estatal. En materia tributaria el verdadero desafío se encuentra no solamente en la reducción de tiempo en la confección y presentación de declaraciones, sino en que la Dirección General de Tributación reciba información precisa y de calidad, que le permita ejercer sus labores de ente recaudador de la mejor manera.

Por otra parte, la capacitación de los contribuyentes en el uso del nuevo sistema y una educación tributaria apropiada juegan un papel importante para vencer este desafío. No cabe duda de que esta iniciativa del Ministerio de Hacienda mejorará la calidad de los servicios públicos y aumentará la transparencia en materia tributaria.

La gran interrogante en este momento es si el sistema es la solución al caos tecnológico experimentado en los últimos años, asunto del cual tendremos respuesta el próximo 15 de diciembre cuando los contribuyentes presenten en forma masiva sus declaraciones de impuesto sobre la renta usando la nueva plataforma ATV.

La autora es contadora de la empresa Deloitte.

  • Comparta este artículo
Opinión

La digitalización en el campo de los impuestos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota