Opinión

La era del desarrollo sostenible

Actualizado el 10 de enero de 2014 a las 12:00 am

Opinión

La era del desarrollo sostenible

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

NUEVA YORK – Hace medio siglo, John F. Kennedy observó que “el hombre tiene en sus manos mortales el poder de abolir todas las formas de pobreza humana y todas las formas de vida humana”. Esas palabras hoy nos hablan con especial urgencia.

Nuestra generación efectivamente puede poner fin al antiguo flagelo de la pobreza extrema. Sin embargo, también puede destruir el sistema de soporte vital de la Tierra a través de una devastación ambiental inducida por el hombre.

Por necesidad, entonces, hemos ingresado en la era del desarrollo sostenible. De modo que estoy inmensamente emocionado de estar lanzando un curso online gratuito y global bajo ese mismo nombre en enero del 2014. Espero que haya gente de todo el mundo que se registre en el curso y, luego, se sume a la lucha por alcanzar un desarrollo sostenible que ya lleva una generación.

El desarrollo sostenible es una manera de entender el mundo y, a la vez, una manera de ayudar a salvarlo. Como un método para entender el mundo, los profesionales del desarrollo sostenible estudian las interacciones de la economía, el medioambiente, la política y la cultura, y cómo influyen en la prosperidad, la inclusión social y la sostenibilidad ambiental. Los estudiantes de desarrollo sostenible, por ende, deben aprender una amplia variedad de temas como desarrollo económico, educación, atención médica, cambio climático, sistemas energéticos, biodiversidad y urbanización, entre otros.

Como un método para ayudar a salvar al mundo, el desarrollo sostenible fomenta un abordaje holístico del bienestar humano, que incluye progreso económico, fuertes lazos sociales y sostenibilidad ambiental. Los desafíos se están volviendo más urgentes a medida que la economía mundial, grande y de rápido crecimiento, causa una destrucción ambiental masiva, y conforme las nuevas tecnologías exigen nuevas habilidades. La gente joven sin la capacitación y las aptitudes apropiadas probablemente tengan menos oportunidades de conseguir empleo e ingresos decentes.

Yo predigo que el desarrollo sostenible se convertirá en el principio organizador de nuestra política, economía y hasta ética en los próximos años. De hecho, los Gobiernos del mundo han acordado ubicarlo en el centro mismo de la agenda de desarrollo post-2015 del mundo. Pronto adoptarán los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que ayudarán a guiar al mundo hacia una trayectoria más segura y más justa en el siglo XXI. De la misma manera que los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) adoptados en el 2000 resultaron sumamente efectivos en la lucha contra la pobreza y la enfermedad, los ODS (que reemplazarán a los ODM en dos años) prometen ocuparse de los desafíos globales que enfrentamos en sectores como la energía, los alimentos, el clima y el empleo.

PUBLICIDAD

También creo que la enseñanza online global y gratuita sobre desarrollo sostenible puede ayudar a propulsar soluciones globales. Los cursos globales online son parte de la revolución de la información en marcha, una revolución que hoy está reformulando la educación superior y, más importante aún, creando nuevas vías de acceso para más gente en todo el mundo.

Lo sé por experiencia personal. Durante gran parte de mis años de profesor, las tecnologías educativas básicas no cambiaron mucho. Me paraba frente a una clase y daba una disertación de 57 minutos. Sí, el pizarrón dio lugar a un retroproyector, y luego al PowerPoint, pero, más allá de eso, la “tecnología” de aula elemental cambió muy poco.

Sin embargo, con las nuevas tecnologías de la información, la educación superior (y, por supuesto, la educación en otros niveles) de pronto está cambiando. Los cursos hoy pueden incorporar mucha más información –datos, videos y hasta conversaciones en vivo con expertos en la otra punta del mundo–. Más y más personas en todo el mundo pueden acceder a materiales educativos gratuitos y de alta calidad que antes solo estaban al alcance de unos pocos afortunados. Esto es particularmente importante hoy, pues los desafíos del desarrollo sostenible exigirán ciudadanos informados y educados en todas partes.

Según datos recientes, ya se han inscrito estudiantes de más de 190 países en los cursos universitarios online , y esto les permite ver conferencias, hacer exámenes e interactuar con otros estudiantes y profesores. La educación online también está transformando la experiencia en las aulas. Ahora, en lugar de mirarme mientras hablo durante 57 minutos, mis alumnos en la Universidad de Columbia pueden ver las conferencias online con anticipación, lo cual les permite una discusión mucho más rica y más profunda en el aula.

En los próximos años, creo que todos nosotros tendremos que convertirnos en líderes en desarrollo sostenible en nuestros hogares, comunidades y países. Millones de jóvenes pronto deberán ayudar a resolver los problemas del cambio climático, del agua, de la energía, del transporte y de la educación. Miles de ciudades y 200 países en todo el mundo tendrán que convocar a todos los actores –Gobiernos, comunidades, expertos, empresas y organizaciones no gubernamentales– a desempeñar el papel que les toca, y una educación online abierta será esencial para diseminar la información que necesitan.

PUBLICIDAD

Por estas razones, también me complace que mi curso forme parte de un programa de educación más general de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible, una iniciativa bajo el auspicio del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que me honra dirigir. La SDSN, por su sigla en inglés, reúne experiencia científica y técnica de la academia, la sociedad civil y el sector privado en respaldo de una solución para los problemas de desarrollo sostenible a escala local, nacional y global.

Uno de los objetivos clave de la SDSN es llegar a estudiantes de todo el mundo desarrollando y difundiendo materiales online para los planes de estudio sobre desarrollo sostenible. Más de una docena de instituciones ya se han comprometido a incorporar la era del desarrollo sostenible en sus propias clases, adaptadas a sus circunstancias y cuestiones locales.

La SDSN alentará a las universidades del mundo a participar en la nueva era de enseñanza global online . El objetivo será equipar a los jóvenes de hoy para que puedan utilizar inteligentemente el poder que pronto les será asignado para ayudar a enfrentar los grandes desafíos del mundo.

Jeffrey D. Sachs es profesor de Desarrollo Sostenible, profesor de Políticas y Gestión de Salud y director del Earth Institute en la Universidad de Columbia. También es asesor especial del secretario general de las Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio. © Project Syndicate.

  • Comparta este artículo
Opinión

La era del desarrollo sostenible

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota