1 septiembre

Referente a la nota publicada en La Nación el 29 de agosto bajo el título “Japdeva recibe grúas para mover contenedores a poco tiempo de quedarse sin el negocio”, aclaramos:

En primer lugar, la decisión de compra de estos equipos, no fue producto de un acuerdo para poner fin a una huelga de dos semanas. Esta compra de equipo obedece a la visión de la administración actual sobre la necesidad de modernizar los puertos más importantes del país que, a pesar de que por estas instalaciones se mueve el 80% del comercio internacional del país por la vía marítima, las administraciones pasadas no lograron concretar el equipamiento que todo puerto a nivel mundial debe tener. La decisión de adquirir estos equipos, recae en la urgencia de disminuir la elevada congestión que presentan nuestras terminales, congestión que se traduce en atrasos en la operación y altos costos para los importadores y exportadores, costos que estarían pagando los consumidores finales.

Segundo, respecto a la afirmación de a “poco tiempo de quedarse sin el negocio” si bien es cierto, un porcentaje de la carga que actualmente se atiende en nuestras terminales portuarias será atendida a partir del 2019 en la nueva Terminal de Contenedores de Moín, concesionada a la empresa APM Terminals, también es cierto que en nuestras terminales se continuarán atendiendo contenedores además de otros tipos de carga, para lo cual se requiere de equipo especializado que agilice los procesos de carga y descarga como las nuevas grúas instaladas. A esto se suma la demanda de otros servicios que actualmente no se ha podido atender por falta de espacio en los muelles, además de los servicios que estaríamos atendiendo producto de otros negocios que estamos analizando. Es muy fácil opinar sin conocer a fondo sobre temas técnicos, lo que lamentablemente induce a formar un concepto erróneo en la opinión pública sobre un evento que lo único que pretende es mejorar los rendimientos de los puertos y por consiguiente la competitividad del país.

La modernización de los puertos implica ajustarse a las condiciones que el entorno establece, la evolución de la flota marítima ha provocado cambios en las dimensiones de los buques, por esta razón los puertos a nivel global han ajustado su infraestructura y equipos a las nuevas condiciones, para muestra las inversiones realizadas por el canal de Panamá. En este sentido, Japdeva ha venido consolidando su proceso de modernización para ajustarse a estas condiciones, con la adquisición de estos equipos, así como de la adquisición de un nuevo remolcador, equipo de transferencia como cabezales portuarios, montacargas y otras obras que estamos en proceso de concretar, como el dragado capital de la rada de operaciones y canal de acceso a la terminal Gastón Kogan Kogan en Moín, con el propósito de incrementar la profundidad del área para que los buques que recalan esta terminal puedan operar con un calado de hasta 13 metros, tanto al arribo como al zarpe de las naves, lo que implica pueda importar y exportar más carga, impactando positivamente el comercio nacional.

No se debe perder de vista que el servicio que brinda Japdeva es fundamental para la economía de Costa Rica, de este servicio depende el comercio exterior, consecuentemente con este concepto, esta administración ha apostado a una verdadera modernización de los puertos, haciendo inversiones que debieron haberse realizado hace más de 20 años, lo que proyecta una mejoría en las operaciones que se traducirán en ahorros por las economías de escala que esto generará.

Ann Mc Kinley Meza

Presidenta ejecutiva de Japdeva