14 septiembre

Con respecto a la publicación “Gobierno regala millones a cooperativa investigada” ( La Nación del 9/9/2017) aclaro que desde hace varios años el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) maneja un presupuesto para apoyar, con fondos no reembolsables, a organizaciones de productores agropecuarios para la construcción de pequeñas obras como centros de acopio o procesamiento, entre otras. La administración de la exministra Gloria Abraham (2010-2014) creó estrictos procedimientos para democratizar y transparentar la asignación de esos recursos, para impactar positivamente a un sector que tiene vulnerabilidades de todos conocidas.

Este esquema lo continuamos aplicando en nuestra administración: las organizaciones plantean sus proyectos ante un comité local formado por instituciones del sector agropecuario. De ahí pasan al comité regional, donde se emite un primer aval a aquellas iniciativas que luego conformarán un portafolio de proyectos que concursan por los recursos disponibles. La decisión final, en la cual no participa el ministro, se toma con base en el puntaje obtenido por cada proyecto, según criterios como número de beneficiarios, índice de desarrollo social del cantón donde se desarrollará, nivel de contrapartida que aporte la organización, alineamiento con el plan nacional de desarrollo, cumplimiento de requisitos de idoneidad, entre otros. Además, a los proyectos se les da seguimiento desde las regiones.

El proceso anterior se cumplió en el caso de la transferencia por ¢165,9 millones que, efectivamente, se dio a Coocafé para la instalación de una tostadora de café (¢71,4 millones para maquinaria y ¢94,5 para construcción). El proyecto beneficia a 2.300 afiliados de Coocafé, lo cual se indicó por escrito a La Nación, se adjuntó un documento en el cual se indican los criterios jurídicos y técnicos que llevaron a dicha asignación, así como los beneficios esperados para miles de personas, el ambiente y la competitividad del sector por medio de procesos de valor agregado. Se le documentó el aval de la CGR y el depósito de los fondos en la cuenta de Coocafé, en diciembre del 2016, y sin embargo se indicó que los fondos se entregaron el 18 de agosto del 2017. ¡Craso error!

Recordemos que la intervención del Infocoop por parte del Gobierno se da el 28 de febrero del 2017 y la intervención del Ministerio Público se da en marzo del 2017. Antes de eso, no había razón para sospechar de malos manejos de recursos en Coocafé, pero La Nación, equivocadamente, consigna una fecha de entrega de fondos posterior a la intervención del Ministerio Público.

Finalmente, el reportaje muestra una fotografía de una reunión sostenida en Coocafé con ocasión de la colocación de la primera piedra, en la que participamos el suscrito, el Sr. Campos, personeros de Coocafé y el diputado Víctor Morales Zapata. Ni él, ni ningún otro diputado, han tenido influencia alguna en la transferencia de fondos a Coocafé por parte del MAG.

En la entrevista a Óscar Campos, este hace tres afirmaciones equivocadas. Primero, indica que en la presentación que hicimos al Consejo de Gobierno para justificar la intervención usamos a Coocafé como chivo expiatorio. La verdad es que en enero o febrero del 2017, al analizar la documentación para presentar el caso ante el Consejo, encontramos un informe de la CGR del 2010, donde se refiere reiteradamente a la falta de control del Infocoop con respecto al apoyo financiero a varias cooperativas, incluyendo a Coocafé. La presentación al Consejo de Gobierno contiene párrafos textuales de dicho informe, el cual no habla de malos manejos, sino de debilidad financiera por parte de Coocafé, y critica al propio Infocoop por no tomar controles adecuados ante dicha debilidad financiera en los años 2007, 2008 y 2009.

En segundo lugar, indica que fui yo quien lideró o promovió la readecuación de plazo y período de gracia que se dio a Coocafé en el 2016. Lo cierto es que esa y todas las solicitudes de crédito son puestas en agenda de la Junta Directiva a solicitud de la Dirección Ejecutiva previa resolución de la Comisión de Financiamiento. No hemos promovido ningún crédito en particular, simplemente se analizan las solicitudes presentadas y si, de acuerdo con el criterio técnico de dicha Comisión, todo está en orden, se aprueban. No busquemos fantasmas donde no los hay.

Finalmente, dice don Óscar que yo llamé al entonces ministro de Trabajo para que asistiera a la Junta Directiva para aprobar ese crédito en particular. No es cierto que yo le llamara para ese fin específico. De acuerdo con la ley, en la Junta Directiva de Infocoop debe estar el ministro de Trabajo o su representante. Al renunciar el viceministro Harold Villegas, y dado que no se había nombrado otro representante, le solicité al ministro que asistiera él personalmente para poder integrar nuevamente la Junta Directiva y poder sesionar y no atrasar los diversos asuntos que ve la Junta, incluyendo las solicitudes de los créditos que necesitan las cooperativas, pero no lo hice con miras a un crédito en particular. La de Coocafé fue una de ocho operaciones crediticias que aprobamos ese día, según consta en el acta respectiva.

En conclusión, la transferencia otorgada por el MAG a Coocafé siguió un proceso técnico y legalmente correcto en todos sus extremos.

Luis Felipe Arauz Cavallini

Ministro de Agricultura y Ganadería

Etiquetado como: