21 julio

El jueves 20 de julio, en el reportaje titulado “CNP incumple ley al comprar alimentos a grandes empresas”, La Nación hace eco de un informe de la auditoría interna del CNP que señala incumplimiento de ley a ese respecto. El CNP no comparte y considera totalmente debatible esa conclusión.

El artículo 9 de la Ley 2035 faculta expresamente al CNP a hacerlo: “El CNP podrá contratar con otro tipo de proveedor o proveedores, cuando se carezca de oferta por parte del micro, pequeño y/o mediano productor nacional, o se presente desabastecimiento en el ámbito nacional, a fin de resguardar el mercado”.

Visionariamente, los legisladores establecieron en la norma la prioridad de micro, pequeños y medianos, pero no la exclusividad, para la salvaguarda del mercado mientras los pequeños productores pueden abastecerlo.

En el 2013, el CNP adquiría a grandes empresas el 27% del total de compras anuales. A julio del 2017 esa participación ha descendido a menos del 5%, pese a que el total anual de compras ha aumentado significativamente, se estima que al cierre del 2017 superarán los ¢38.000 millones.

Si el lector del reportaje de La Nación puso atención al pequeño texto que acompaña la foto de la bodega del CNP, que indica: “Según el CNP, entre enero y marzo de este año, las compras a las micro, pequeñas y medianas empresas rondaron los ¢6.700 millones. Las compras a las 'grandes empresas', excluida Irex, rondaron los ¢333 millones”, pudo fácilmente deducir la realidad que muestra el gráfico. Eso no es otra cosa que el cumplimiento cabal de la ley, nuestra obligación de desplazar compras a grandes por pequeños productores y agroempresas de amplia base productiva.

Mantenemos compras a grandes empresas, de productos que por su naturaleza los pequeños productores o agroempresas locales de interés no nos pueden suplir, pero que son necesarios porque los demandan los entes públicos, entre esos productos están pastas, atún, harina de maíz, galletas, granos menores enlatados, colados, aderezos, jabón en polvo y otros de limpieza personal.

Trimestralmente se brinda un informe a la Junta Directiva del CNP, órgano en que participa el auditor general, con respecto a las compras a grandes empresas, lo anterior derivado del seguimiento que la Contraloría General de la República brindó directamente a este tema. La Contraloría determinó en setiembre del 2016 (oficios 11790 y 11910) que la administración cumplió razonablemente sus disposiciones 4.1 a) y 4.2 d) del Informe DFOE-PGGAA-5-2009 relativas al tema de compra a empresas grandes y la clasificación de proveedores.

En el mismo orden, el pasado 8 de junio del 2017 la Contraloría General de la República, en el oficio 06570, dirigido a la Junta Directiva del CNP, comunicó la finalización del proceso de seguimiento de las disposiciones emitidas a la administración del CNP (4.6 y 4.8, de Informe DFOE-EC-IF-17-2013) donde determina que “la administración cumplió razonablemente con los mecanismos y procedimientos de control en la determinada oferta, demanda y gestión de pago a suplidores, así como el control vinculado al registro de proveedores del PAI y control físico de inventarios”. Es así como el máximo ente de fiscalización del país da por satisfecha la labor realizada a sus disposiciones en estos temas

Con respecto al tema de velar por el irrestricto respeto al cumplimiento con la seguridad social, se debe aclarar que en el momento que se identifica una irregularidad, tal situación se corrige. El CNP no cancela facturas a proveedores que se encuentren en estado de morosidad con la CCSS.

Desde el 2002, las compras del CNP en el PAI estaban reguladas por un reglamento obviamente desactualizado. La presente administración actualizó tal norma; y se ha empezado una profunda revisión de todos los procedimientos y actualización de la plataforma tecnológica de modo que la consolidación de este estratégico programa del sector agropecuario esté vigente e innovado como instrumento vital para el productor agropecuario nacional.

El CNP viene articulando labores con entidades del sector agropecuario para el impulso de proyectos de desarrollo de productos con valor agregado por parte de agroempresas de interés y prioridad para el PAI, de manera que los actuales proveedores mejoren sus capacidades y que otros nuevos se puedan integrar al programa.

Edgar Isaac Vargas González

Gerente general CNP

Etiquetado como: