Opinión

Para dejar la improvisación y la parálisis

Actualizado el 06 de julio de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Para dejar la improvisación y la parálisis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cada día aumenta la indignación general por el actuar de los políticos. El pueblo se ha cansado de discursos, letargo e improvisaciones. Los usuarios de las vías públicas se enojan por su pésimo estado, la mala planificación y los largos rodeos en estas ciudades del Valle Central, donde se sacrifica la fluidez para hacer bulevares sin sentido.

Luego nos enteramos de que países vecinos hacen excelentes carreteras con presupuestos muchísimo más bajos y materiales de alta calidad. Paradójicamente, son compañías nacionales que participan de esas obras. ¿Dónde está la falla? Estamos sumidos en un limbo burocrático gracias al cual pagamos impuestos para cancelar intereses por dineros ociosos.

Durante mis estudios en Japón, me sorprendió que el renacer de esa potencia no fue producto de un caudillo milagroso, sino de la guía de la Unión Japonesa de Ingenieros y Científicos (JUSE), donde visionarios de la calidad de Kaoru Ishikawa lideraron una poderosa transformación en la industria y en la sociedad. Esa misma filosofía y herramientas las han copiado y perfeccionado las grandes compañías y naciones industrializadas del planeta.

Las personas deben tomar mayor protagonismo en las decisiones que marcan el rumbo del país. Los políticos deben escuchar a los organismos técnicos realmente expertos e independientes. Solo así dejaremos la improvisación y la parálisis que conspiran contra el progreso.

  • Comparta este artículo
Opinión

Para dejar la improvisación y la parálisis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota