29 febrero, 2016

Con respecto al artículo intitulado “Pescadores acusan a hermana de Solís de tomar Incopesca”, publicado el 22 de febrero, no es de recibo señalar que nuestra incidencia en los temas de conservación marina y elaboración de política pública se deba a la relación de una asociada con el presidente de la República. Hay más de 15 años de experiencia en este ámbito.

En el 2014, Flora y Fauna Internacional propuso a la Fundación MarViva y a Coopesolidar desarrollar una propuesta sobre el ordenamiento del camarón en Costa Rica.

Coopesolidar propuso hacer una consulta nacional en total apego a la sentencia de la Sala Constitucional. En la primera fase se brindó información sobre la sentencia, se consultó la posición sobre la pesca de arrastre y el impacto de la sentencia y se definieron representantes para el seguimiento.

Las autoridades presentaron los resultados al presidente de la República. Producto de esta presentación se emitió la directriz presidencial para el aprovechamiento sostenible del camarón, con el objetivo de atender cinco temas medulares: normativa, reconversión e innovación productiva, bienestar y financiamiento, dignificación del pescador y comunicación e investigación.

La segunda fase se inició en enero del 2016, por solicitud de los jerarcas, atendiendo lo señalado en la directriz presidencial.

Con respecto a los sectores de pesca artesanal y molusquero, como se hizo con todos, fueron invitados de manera masiva los líderes y organizaciones. Estos eligieron libremente en primera instancia a 12 personas como sus representantes, quienes luego nombraron cuatro representantes titulares y dos suplentes de la costa Pacífica. Posteriormente se integró un representante del Caribe.

En caso de tomarse alguna decisión y con base en lo que se estableció en las reglas, los invitados contaron con voz y voto, expresados a partir de los delegados oficiales de su sector. Para mantener la transparencia y responder algunas inquietudes, al avanzar el trabajo, los representantes de la Cámara de Guanacaste y de Quepos fueron invitados a participar en la mesa de diálogo.

Sin embargo, la Cámara de Guanacaste se retiró del proceso, dado que quería sobrepasar las reglas definidas y consensuadas con los sectores pesqueros en la mesa de diálogo, específicamente contando con voz y voto a título individual, lo que hubiera causado un desequilibrio en la votación de los sectores artesanal y molusquero ante los demás sectores pesqueros y la academia.

Los representantes artesanales y molusqueros de Puntarenas, Pacífico medio, Quepos y Caribe han participado activamente en el proceso, así como los representantes de la academia, vinculados a la UCR/Cimar, quienes son los coordinadores del grupo de trabajo de investigación.

En relación con la propuesta de normativa, se respeta en todos los extremos los contenidos y alcances de la sentencia de la Sala Constitucional. Además, se incluyen 32 criterios de sostenibilidad que garantizan al país la conservación del ecosistema marino y el uso sostenible del camarón. Si no se cumplen las medidas y se garantiza un aprovechamiento sostenible, el gobierno, a través del Incopesca, no extenderá, ni renovará ninguna licencia de pesca de arrastre.

Los acuerdos tomados en la mesa de diálogo fueron votados por los representantes de todos los sectores, incluido el voto de los sectores artesanal y molusquero.

El artesanal votó a favor de la presentación de la propuesta de normativa, con una mayoría de 3 a 1, a favor de presentar el proyecto de ley a la Asamblea Legislativa. La academia de igual manera dio un voto favorable.

En total, el proceso integró a más de 300 personas en los cinco grupos de trabajo y la mesa de diálogo. Siempre se contó con la participación de la Defensoría de los Habitantes para garantizar el reconocimiento de las posiciones de los distintos sectores y participantes, la transparencia y la objetividad del trabajo.

Marvin Fonseca Borrás

Coopesolidar R. L.

Etiquetado como: