Opinión

El comercio ilegal cada día nos daña más

Actualizado el 20 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Opinión

El comercio ilegal cada día nos daña más

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham), la cual presido, ha llamado la atención sobre los alarmantes niveles de comercio ilegal que hay en este país.

A pesar de que los costarricenses reconocen el comercio ilegal como un delito que impacta la economía familiar, la salud, y promueve la delincuencia y la inseguridad en el país, más de la mitad (el 53%) lo practica. Esto quiere decir que el contrabando (productos que no pagan impuesto), la adulteración y la falsificación se han convertido en parte de la vida de muchos.

Los datos son el resultado del estudio de opinión Contrabando en Costa Rica, realizado por la empresa Unimer para AmCham. La medición se aplicó a una muestra de mil costarricenses de zonas rurales y urbanas de la Gran Área Metropolitana del país.

Para el 37% de los entrevistados, el contrabando es un delito, el 24% lo ve como una forma de evadir el pago de impuestos y un 13% dice que son productos de baja calidad, copias o imitaciones. Además, un 92% del total de los encuestados considera que traer mercadería sin pagar impuestos es un negocio ilegítimo. Asimismo, el 63% cree que detrás de las ventas ambulantes, hay lavado de dinero.

El estudio también reveló que 9 de cada 10 entrevistados consideran que el contrabando es común o muy común en nuestro país y reconocen las consecuencias negativas que produce: no ingresan impuestos al Gobierno, detienen el desarrollo del país, promueve la delincuencia y la inseguridad, debilita industrias y empresas establecidas y aumenta el peligro del narcotráfico o tráfico de drogas.

Pero parece que existe un doble discurso pues muchos se están prestando para que el comercio ilegal tome cada vez más fuerza y gane más terreno. El estudio reveló que más de la mitad (el 53%) de los encuestados dijo haber adquirido alguno de estos productos en el último año: videojuegos quemados o pirateados, licores reetiquetados, perfumes diluidos, jeans de imitación de una marca reconocida, licores o cigarrillos de contrabando.

Y la forma como los adquirieron fue principalmente mediante amigos, conocidos o familiares, sobre todo cuando se trata de licores, ropa, zapatos, accesorios, perfumes y maquillaje, entre otros. Según indicaron, lo hacen principalmente porque son más baratos y les permite generar cierto ahorro.

PUBLICIDAD

La lista de los productos de comercio ilícito más adquiridos la encabezan: la música (26%), los perfumes (16%), pantalones (9%), películas (8%) y los videojuegos (7%). Pero a esta lista debemos incorporar licores y otros productos.

Este estudio buscó visibilizar la percepción y las actitudes de los costarricenses hacia el contrabando y otras prácticas ilegítimas, con el propósito de fortalecer las acciones en contra de este problema cuyas consecuencias son nefastas para la sociedad y las personas.

Dado que el tema del comercio ilegal es un problema social complejo que acarrea consecuencias desfavorables para la sociedad, AmCham ha venido trabajando en esfuerzos para contrarrestar este flagelo.

Un ejemplo de ello, es el trabajo que realizamos desde hace un año mediante un “Convenio de Cooperación e Intercambio de Información” con la Dirección General de Aduanas, en cuyos esfuerzos conjuntos también participa la Dirección de la Policía Fiscal y la Dirección de Tributación Directa, todas instancias del Ministerio de Hacienda.

El comercio ilícito genera un daño económico al país por los impuestos que deja de percibir el Estado y perjuicio financiero para el propietario de la marca del producto que se está contrabandeando o pirateando. Pero, además, acarrea un altísimo riesgo a la salud de las personas en el caso del contrabando, por ejemplo, de licores, alimentos, perfumes y artículos de uso personal por la falta de controles sanitarios.

Por eso, combatirlo es un deber de todos. Los comerciantes y las autoridades deben unirse, pero también necesitan de un aliado muy importante en esta lucha: el consumidor.

  • Comparta este artículo
Opinión

El comercio ilegal cada día nos daña más

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota