Opinión

La coalición queCosta Rica merece

Actualizado el 28 de enero de 2013 a las 12:00 am

Es necesario generar un acuerdo que regrese a Costa Rica a la rutadel desarrollo

Opinión

La coalición queCosta Rica merece

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Diversos sectores políticos, sociales y productivos, coinciden en la necesidad de generar un acuerdo que regrese a Costa Rica a la ruta del desarrollo, y la saque de la era del estancamiento inducida por los Gobiernos liberacionistas.

Coinciden en el diagnóstico: desigualdad social, parálisis institucional, deterioro en los servicios públicos, irrespeto de los derechos humanos, voracidad en el gasto público y corrupción institucionalizada. El país requiere cambios sustantivos que le devuelvan la capacidad de ofrecer condiciones de vida digna y un futuro esperanzador.

Vemos con entusiasmo el trabajo de diversos sectores que decidieron generar propuestas que permitan ensamblar un proyecto común que garantice un mejor futuro, que el PLN, sea quien sea su candidato, no está en condiciones de ofrecer.

La coalición: ¿cómo y para qué? Decisiones relevantes como la elección de una candidatura, y otras como el nombre o la bandera de la Coalición, provocan ansiedades precipitadas. Esos temas fueron asumidos por los partidos y tendrán una oportuna solución, y no deben desviarnos de acuerdos centrales:

1. La coalición que gobernará Costa Rica no se construye en cúpulas ni en mesas de caudillos. Requiere la participación de la sociedad civil y de todas las personas que quieran construir esa nueva era de oportunidades y desarrollo.

2. La Coalición debe renovar la clase política, permitiendo que surjan nuevos liderazgos que asuman el destino de Costa Rica en todos los espacios de decisión, principalmente, desde la Presidencia de la República.

3. La coalición no puede limitarse a un plan de gobierno. Apostamos por una visión país de largo plazo, que contenga las acciones que tomaremos desde el primer día de gobierno para sentar las bases de la Costa Rica de los próximos 50 años. Nuestro país no soporta más cortoplacismo.

Sobre la base de esas tres condiciones, los principios del PAC y el trabajo realizado por diversos grupos de ciudadanos, anoto algunas premisas sobre esa visión de largo plazo.

La educación debe potenciar las capacidades técnicas y creativas desde la niñez, y reconocer a los educadores su papel primordial para el desarrollo de la nación con un trato y una remuneración dignas. Renovar la infraestructura educativa y actualizar los planes de estudio son tareas impostergables.

PUBLICIDAD

Una nueva relación entre Estado, sector privado y universidades, para generar más y mejor empleo, impulsar la innovación, y apoyar a los jóvenes con crédito y asesoría técnica para sus proyectos productivos.

Un Estado que propicie un clima de negocios sano, y retribuya al empresariado con servicios y trámites ágiles.

Un relanzamiento del sistema de seguridad social, para que los servicios de la CCSS respondan a las demandas presentes y futuras de la ciudadanía.

Un Estado con capacidad técnica y gerencial para realizar obra pública. Una tarea prioritaria será la reestructuración institucional.

Solo con una gestión de cero tolerancia con la corrupción podremos alcanzar altos índices de desarrollo humano. ¡Ya no más impunidad!

Esa gran convergencia tiene que convocar a la esperanza, los sueños y las fuerzas de los hombres y mujeres que creen en Costa Rica, que se hartaron de la mediocridad, la corrupción y la injusticia, y, como en otros momentos de nuestra historia, sienten el llamado a defender y construir con valentía el país que dejaremos a las futuras generaciones.

  • Comparta este artículo
Opinión

La coalición queCosta Rica merece

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota