Opinión

Al cierre del 2012

Actualizado el 14 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Programa de Estudios Fiscales de la UNA: sobre el comportamiento de variables fiscales

Opinión

Al cierre del 2012

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Al cierre del 2012 - 1
ampliar
Al cierre del 2012 - 1

Alcanzado ya casi el fin del año 2012, el Programa de Estudios Fiscales de la Universidad Nacional quiere reiterar sus proyecciones relacionadas con el comportamiento de las principales variables fiscales y llamar la atención sobre el comportamiento de ciertos rubros. En primer lugar, como se dijo desde el mes pasado, se espera un déficit al cierre del año del 4,3% del PIB, producto de la mejora en el cobro de los impuestos internos, la pérdida de dinamismo en el crecimiento de las remuneraciones y el comportamiento del gasto por intereses. Esa proyección depende de que el comportamiento de las variables señaladas se mantenga en el mes de diciembre.

Nuestra carga tributaria se mantendrá en un 13,4% del PIB durante el año 2012, consistente con la carga tributaria observada durante el año 2011, que fue del mismo porcentaje. Los esfuerzos de mejora en la recaudación que se han hecho en los impuestos internos vienen compensándose con la caída en el crecimiento de los impuestos cobrados en aduanas. En el caso de la recaudación de impuestos por importación (derechos arancelarios de importación y el 1% de valor aduanero), el impuesto de ventas cobrado en aduanas y el impuesto selectivo de consumo cobrado en aduanas, desde el mes de mayo del presente año se muestra una importante tendencia a la desaceleración en el crecimiento de estos rubros, mucho más marcado en el caso del primer rubro.

Esta conclusión se obtiene de analizar el comportamiento interanual de los diferentes rubros de ingreso, o sea, el de de los últimos 12 meses contra los 12 meses previos. Tal situación puede responder al proceso de desaceleración de la actividad económica en el país, que de igual manera se viene observando desde algunos meses. Debe llamarse la atención de que, si la pérdida de dinamismo en estos rubros se mantiene, considerando que constituyen un 29% de la recaudación total, se podrían exacerbar nuestros problemas fiscales e incrementar el déficit del año 2013. Adicionalmente, como una variable adelantada de la situación económica del país, pues las cifras de recaudación están disponibles antes que las del IMAE, estos datos parecen dar a entender que la caída en el crecimiento de nuestra economía se mantiene.

PUBLICIDAD

Con respecto al gasto total, el comportamiento tendencial del gasto había venido siendo consistente con el comportamiento interanual de la inflación, e incluso menor en algunos meses, pero en el mes de noviembre el comportamiento interanual del gasto varió, creciendo por encima de la inflación interanual. En declaraciones a los medios de comunicación el ministro de Hacienda achacaba el aumento en el gasto a las transferencias corrientes al sector público, lo que se puede confirmar con el análisis de las cifras. El rubro de remuneraciones mantiene una leve pero sostenida tendencia al decrecimiento, la cual se viene reflejando desde hace varios meses.

Llama la atención la partida de pago de intereses, cuyo cambio de tendencia podría implicar el crecimiento de este rubro en los próximos meses. La partida total de intereses se espera que alcance un 2,1% del PIB para este año, levemente inferior a la del 2,17% del PIB del año 2011. No obstante en agosto se muestra un aumento en el crecimiento interanual de esta partida, provocada por el aumento en el crecimiento interanual de los intereses de la deuda interna. Queda por verse el efecto de los eurobonos y cómo esta medida afecta el comportamiento en el pago de los intereses de la deuda externa e interna.

El gasto de capital se proyecta que alcance el 1,5% del PIB en el 2012, similar al promedio de los últimos 10 años que es del 1,43% del PIB. Vale la pena indicar que en los años setenta el gasto de capital promedio era del 3,2% del PIB y en los años ochenta era del 2,3% del PIB.

En cuanto a gasto de capital, seguimos por debajo de los valores históricos y muy por debajo del promedio latinoamericano para el año 2011, que fue del 4,5% del PIB.

Por último, el Programa de Estudios Fiscales llama la atención sobre el déficit primario, definido como el gasto sin intereses menos los ingresos corrientes. Para el 2012 se proyecta un déficit primario del 2,15% del PIB, que, aunque es menor que el observado en el año 2010 (3,04% del PIB), es mayor que el del 2011 (1,92% del PIB), por lo que es de esperar que el crecimiento de la deuda del Gobierno central siga acelerándose, reflejo de que estamos pagando gasto corriente con recursos obtenidos por la vía del endeudamiento. Esta situación insostenible debe corregirse en el corto plazo para evitar un desequilibrio importante en el largo plazo.

PUBLICIDAD

Francisco Sancho Mora. Coordinador Programa de Estudios Fiscales de la UNA

Fernando Rodríguez Garro. Investigador Programa de Estudios Fiscales de la UNA

  • Comparta este artículo
Opinión

Al cierre del 2012

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota