16 septiembre, 2014

¿Evaluar a quién?

Pruebas de bachillerato

Reacciono con disgusto a la publicación que detalla el fracaso de los estudiantes para alcanzar calificaciones honrosas en sus exámenes de bachillerato. Según esta, la falta de preparación de los docentes, y la exigencia de los exámenes comparada con los contenidos de aula son factores que inciden en el bajo desempeño de los alumnos. Es decir, a estos se les castiga doble: están en manos de docentes mal preparados y se les trunca la posibilidad de graduarse de secundaria al no aprobar bachillerato. Entonces, ¿a quién hay que castigar realmente: al alumno o al docente? Soy de la afortunada generación que no hizo bachillerato y ni falta que nos ha hecho.

Es imperante que el MEP, remozándose como lo está hoy, replantee la intención del bachillerato: evaluar al alumno mal preparado o más bien evaluar al docente y a los centros educativos con menor rendimiento en las pruebas. Es tiempo de parar la doble agresión contra los estudiantes. O les enseñamos bien o esos tristes resultados de las pruebas de bachillerato seguirán repitiéndose año a año, pues de más está decir que carecen de verificabilidad y confiabilidad, principios sine qua non de cualquier examen.

Silvia Vargas Segnini

Heredia

La caja de Pandora

Pareciera que el diagnostico lógico de don Luis Guillermo parte de la realidad dejada por los Gobiernos anteriores y que lógicamente tenían guardada. Tal diagnóstico se asemeja al mito de la caja de Pandora, en el que Pandora, en su curiosidad, abrió la caja y todos los males escaparon por el mundo. En la presente analogía, algunos que salieron en el “destape” de don Luis fueron el Incop, del MEP, MOPT, MAG, Ministerio de Trabajo, Ministerio de Vivienda, Incofer, INVU y CNP. Y quién sabe cuántos más quedaron solapados. Esta actitud de don Luis Guillermo debería constituirse en un acto obligatorio de todo nuevo gobierno. Jurar por Dios y la patria y no cumplir se denomina perjuro.

Carlos Masis Acosta

Cartago

Petrocaribe sin Costa Rica

Desde todo punto de vista, a Costa Rica no le conviene el ingreso a Petrocaribe, ya que por un lado no van a bajar los precios de los combustibles, pues lo que dan es un plazo para pagar, lo cual se convierte en más deuda, y por otro lado tendríamos injerencia del Gobierno de Venezuela, lo que a todas luces no nos conviene dada su ideología.

Homero Escorcia López

Pavas

Trato especial en instituciones

Es extraño (o por lo menos soy ignorante de alguna ley especial que exista en instituciones como el Registro Público y el Poder Judicial) que a los abogados que lleguen a realizar o solicitar algún servicio se los trate distinto que a cualquier otro ciudadano.

No entiendo por qué existen espacios o ventanillas exclusivas para los abogados, los ayudantes de los abogados e inclusive para los mensajeros de los abogados, en esos lugares, si a todas las demás personas que necesitamos de esas instituciones debemos de hacer las largas filas, además de cansadas y tediosas, para ser atendidos.

¿Acaso existirá una Ley exclusiva para abogados, tipo “VIP”, o será acaso una ayudita entre bomberos para que no se majen la manguera entre sí? Cansa ver los intereses de unos pocos en detrimento de la mayoría.

Marvin Salas Hernández

San José

La depresión no es un lujo

Resulta que en La Nación del sábado 30 de agosto, Jaques Sagot dice en un artículo que hay que ser famoso antes de enfermarse de depresión. Por la forma en que él escribe sobre esta enfermedad y la muerte de Robin Williams, de la que parece burlarse exagerando la cobertura de esta (nadie ha dicho que lo canonicen, ni mucho menos), la depresión es una enfermedad que afecta a los ricos y famosos o la gente que tiene mucho tiempo. ¡Por Dios!

La depresión afecta en el mundo entero a personas de todas las edades, razas y clases sociales, ocupadísimas o no. Yo he conocido de muchos casos de personas con esta enfermedad mental, que el señor Sagot no parece reconocer como tal, algunos de los cuales cometieron suicidio y no eran ni ricos ni famosos. Imaginen la desesperación que sufren algunas de estas personas que llegan al extremo de quitarse la vida.

No es la primera vez que Sagot juzga, critica y se burla de la gente por algo en lo que él no cree, no está de acuerdo o simplemente no le gusta. ¿Será que él es perfecto?

Gertrudis Feterman Rotkopf

San José

Sube el costo de la vida

Los estratos más pobres del país son los que pueden medir con mayor exactitud el costo de la vida. Los que nos abastecemos de verduras y frutas en el mercado de mayoreo ya comentamos que debemos llevar más platica para nuestras compras, tal vez un 20% más. Durante la administración anterior, en los dos últimos años se pudo comprar lo básico de nuestra alimentación al mismo precio. Pero a hoy el costo de los productos básicos está subiendo muy sutilmente, por escasez o por acaparamiento de los productos.

Me encantaría escuchar a los que saben, ministro de Economia, de Hacienda y otros, si los parámetros económicos indican un crecimiento galopante de la canasta básica, y si el programa contra la pobreza contempla algunas medidas inmediatas contra estos eventos económicos que nos afectan a todos.

Albán Rugama Dávila

Barrio México

Etiquetado como: