Opinión

Los cafetaleros no están solos

Actualizado el 27 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Los cafetaleros no están solos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Con estupor he leído la carta publicada el miércoles 19 de marzo en La Nación en la que el ingeniero agrónomo, Gilberto Ugalde Esquivel, apunta que los cafetaleros del país están abandonados.

Primeramente, esta es una afirmación propia de alguien que desconoce la realidad. Nunca el sector cafetalero, en sus más de 200 años de historia, ha tenido un mayor acompañamiento de un Gobierno que en el de la Presidenta Chinchilla Miranda, con la Ministra Gloria Abraham Peralta, a la cabeza del Sector Agropecuario. El MAG ha apoyado al sector cafetalero durante la presente administración con transferencias por más de ¢7.000 millones para la mejora en producción limpia de los beneficios y para la catación del café.

Además de esto, ante el impacto de la roya, en un tiempo récord, se declaró emergencia fitosanitaria y se aportaron ¢2.000 millones para la compra de insumos. La asistencia para esta emergencia se otorgó sustentada en la producción que arrojan los registros del Icafé, que son envidiables para cualquier otra actividad y que señalan los volúmenes que cada productor ha generado por cosecha, lugar y firma beneficiadora.

Inversión. Un equipo de ingenieros del Servicio Fitosanitario, MAG y del Icafé lideraron exitosamente esa labor y fueron capaces de ejecutarla de manera limpia y ordenada sin que un centavo de la inversión se utilizara mal, como el ingeniero Ugalde, de manera temeraria, se atreve a afirmar. Adicionalmente, el Gobierno ha alcanzado, en un tiempo récord, la emisión de dos leyes en menos de 6 meses (los costarricenses saben lo que eso significa) para crear un fideicomiso compuesto por ¢20.000 millones, a favor de los productores afectados por la roya, y que producen 100 fanegas o menos.

¿De dónde cree usted, ingeniero, que salió ese esfuerzo? Aunque le resulte incómodo, esos recursos provienen del Gobierno y del Icafé, así como de los cientos de hombres y mujeres que nos acompañaron para alcanzar ese objetivo. Un proyecto como el Nama Café, único en el mundo, liderado por la viceministro López y los equipos del Icafé y el MAG, son ejemplo de la ruta complementaria entre desarrollo productivo y las acciones de mitigación a la adversidad generada por el cambio climático.

PUBLICIDAD

Lo invito, ingeniero Ugalde, a que contacte conmigo para hablarle, como es mi deber, con la verdad. Igualmente, lo invito a que hable con los líderes pequeños productores de café de este país. Que sean don Guido Vargas, Secretario General de Upanacional; don Luis Román de la Upiav, o el ingeniero Hernando Ureña del Comité Cívico de Coto Brus, quienes no solo son productores de café, sino que saben de nuestro trabajo.

Le recomiendo que sean estos líderes quienes le digan, por ejemplo, cómo los productores de café de Coto Brus, henchidos de emoción, recibieron a la presidenta Chinchilla, a la ministra Gloria Abraham Peralta, y al equipo que les acompañamos para mostrar su gratitud por el esfuerzo realizado, pero sobre todo para evidenciar su esperanza, con cafetales en mejores condiciones gracias a los productos que usted critica.

  • Comparta este artículo
Opinión

Los cafetaleros no están solos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota