Opinión

Una buena idea

Actualizado el 16 de agosto de 2013 a las 12:01 am

Opinión

Una buena idea

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La idea del actual Gobierno para eliminar las directivas de las instituciones autónomas me parece acertada. Hay instituciones pequeñas, como el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), que ya no hace casas, sino solamente préstamos para vivienda, con directivas de siete miembros, cuando antes eran cinco.

En cambio, hay ministerios como el de Educación y el de Transportes con presupuestos mucho mayores que el de algunas autónomas y, sin embargo, las maneja un ministro. Lo importante es el cuidado para elegir al ministro.

Instituciones autónomas. Las instituciones autónomas nacieron con la Constitución de 1949 y tenían el propósito de sacar un poco la politiquería de la Administración Pública. Por eso se les dio la autonomía. Mientras fueron autónomas trabajaron bastante bien, pero después, por puro interés político, se inventaron las directivas 4-3, supuestamente integradas con cuatro miembros del Gobierno y tres de la oposición, en las que un Gobierno al inicio nombraba cuatro directores por ocho años y el siguiente, tres, también por ocho años.

De esa forma, cuando un partido ganaba dos elecciones seguidas, el partido opositor quedaba sin representación.

También se inventaron las presidencias ejecutivas, con el fin de que el Poder Ejecutivo entrara a manejar esas instituciones, eliminando así la autonomía, que había funcionado bastante bien.

Por estas razones, creo que la idea del Gobierno actual para eliminar las directivas de las autónomas se convertiría en una economía presupuestal y, además, en una mejora en los servicios, porque eso eliminaría mucho papeleo.

  • Comparta este artículo
Opinión

Una buena idea

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota