Opinión

La “bacteria” del Hospital San Juan de Dios

Actualizado el 10 de junio de 2013 a las 12:00 am

Las medidas que se han tomado en nuestro hospital son de prevención

Opinión

La “bacteria” del Hospital San Juan de Dios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Agradezco al periodista Armando Mayorga el reconocer que no es experto en el tema de la bacteria Clostridium difficile. Sin embargo, repruebo el hecho de que no se haya informado ya que son evidentes las imprecisiones de su columna titulada “Bacteria asesina”.

Es notorio el desconocimiento total en el tema y que ha ignorado los datos científicos que respaldan cada una de las declaraciones y acciones que ha realizado nuestro hospital, datos que han estado a disposición de todos los medios de comunicación.

La bacteria Clostridium difficile es un microorganismo cuyo síntoma principal es diarrea. Es propio del ambiente de cualquier centro hospitalario público o privado del mundo; siempre hay casos esperables, la gran mayoría se presentan en pacientes con factores de riesgo (adultos mayores, enfermedades que comprometen sus defensas, infecciones previas u otras condiciones que implican uso de antibióticos fuertes por largos periodos).

En este momento, es irresponsable afirmar que la causa de fallecimiento de los pacientes en el San Juan de Dios fue la infección por Clostridium difficile pues este criterio se determina en un análisis de mortalidad interdisciplinario. Un análisis de este tipo se realizó en el 2009 determinando que de todos los casos, fueron solamente ocho y no 17 (como afirma LaNación) los fallecimientos cuya causa fue la infección.

Asimismo, no es cierto que no se brindaran datos sobre lo acaecido en el 2009. Se realizaron innumerables conferencias de prensa con expertos, comunicados de prensa, boletines informativos a la población y se realizó una conferencia de prensa de cierre donde se presentó el estudio final con todos los datos necesarios y se entregó copia a los comunicadores.

La vigilancia continua de la cantidad de casos semanales es la forma de detectar y controlar oportunamente un aumento de los casos. Las medidas que se han tomado en nuestro hospital son de prevención, no hemos estado en situación de emergencia o brote en ningún momento; la alerta epidemiológica se activó justamente como un control oportuno ante la detección de un leve aumento de casos. El efecto de la prevención es claro ya que la cantidad de casos nuevos semanales ha ido en franca disminución y actualmente estamos en lo que llamamos zona segura.

PUBLICIDAD

El estudio de la cepa de la bacteria circulante es un proceso técnico que tiene un tiempo definido, ya se está realizando dicho proceso en conjunto con la Universidad de Costa Rica y los resultados se compartirán en su momento de forma oportuna y responsable con todos los medios de comunicación interesados, tal y como se ha hecho con toda la información hasta el momento, lastimosamente no hemos contado con su presencia en ninguna de estos reportes.

Definitivamente, tan peligrosa es un arma en las manos de un niño como una computadora en las manos de quién opina sin informarse previamente, y cuyas palabras afectan a las personas que leen y creen todo lo que se anota en un medio de comunicación del cual se espera información de calidad y respaldada en hechos, no solamente en opiniones sin fundamento.

  • Comparta este artículo
Opinión

La “bacteria” del Hospital San Juan de Dios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota